sábado, 22 de noviembre de 2014

Hamburguesas mango-curry de pavo (c/s espinacas)

Aquí tienes, Autoestopista (con mayúscula), ¿esto es lo que querías?
El taster me reclama que publique.

Sí, sé que lo suyo, lo suyo-suyo es que venga diciendo que he tenido que publicar porque todo el mundo me pregunta si sigo viva, como les sucede a otras personas.
Esto solo me ha pasado una vez. ¡Fue tan bonito!
Luego me enteré de que el taster le había ofrecido mis sartenes y menaje de cocina si un día me llegaba la hora.

Vengo aquí y digo que he recibido miles y miles de mails, comentarios en el blog y privados por Facebook porque no pueden vivir sin mi próxima receta, y además temen que me haya ido para siempre, o me haya abierto robado un blog en checo.

Peeeeeeeeeeeeeeeeero, no es el caso. Solo el taster me ha recordado echado en cara que hace mucho que no publico. Y eso le apena porque le encanta hincharse como un pavo cuando ve que tiene un par de fans. Así, contados, 1 y 2. Que ni siquiera hablan su idioma...
PD: Además, si publico, puedo aprovechar para decir que Petunia y yo estamos de vacaciones, y que nos esperan días de desenfreno y vida al límite. He dicho vacaciones. Sí. Espera, que no lo habéis leído bien: vacaciones.
PPD: Vivir al límite es pensar que puedo llegar con el taster a x ciudad a cierta hora y coger un tren en tiempo límite.
PPPD: La semana pasada casi perdéis una coleja blojera. A puntito de perder el avión de ida, y en el de vuelta tuvimos que coger un taxi, porque si no, podría habernos dado un infarto.
PPPPD: Y lo peor es que él vive así su día a día (ahora con un Seat Mii de sustitución mientras ponen guapo a su coche), ¿os lo imagináis? Sí, sí, va así de feliz, hace una semana quería un McLaren Spider y ahora conduce un Mii (¡¡un Mii!!) con tal sonrisa, que ni ha preguntado por su coche. A lo que iba, que en su vida real va así a todas partes, al límite, este no me llega a los 35. ¿Candidatos para sustituirle?
PPPPPD: Mi venganza fue llenar su maleta de líquidos y aparatos electrónicos, y que cuando le pararon y preguntason si llevaba algo, dijera, todo convencido: "No, no, abre, que yo no llevo nada" (pero en alemán inglés). Y ahí que empiezan a sacar mi lector electrónico, mi champú, mi suavizante...
PPPPPPD: Pobre tolili, ¡¡los azafatos de Iberia siguen pensando que tiene pinta guiri y se empeñan en seguir hablándole en inglés!! ¡¡Estoy deseando que llegue mañana para que vuelvan a dirigirse a él en inglés y así podamos reírnos un buen rato!!
Las patatas estaban buenas quetemueres.
Bueno, a ver, ¿se come o no se come hoy?
Hemos hecho hamburguesas de pavo c/s espinacas, con una mezcla de veneno venida de Finlandia.
Para que lo entendáis mejor, os lo pongo en sueco, lleva curry (koriander, gurkmeja, bockhornsklöver, cayennepeppar, fänkfâl, spiskummin, svartpeppar), además de röd och grön paprika, salt, mangpulver, chilipeppar, mangoarom, klumpförebyggande medel. Y no puede faltar el ingefärsextrakt.
Y si no lo pilláis, a mí no me miréis mal, haberos comprado las galletas de Lidl cuando estuvisteis a tiempo. 

Hamburguesas mango-curry de pavo
Ingredientes (para 2 personas):
Hamburguesas...
- 250-280 g de pechuga de pavo
- 2 cucharaditas de mango curry de contrabando *
- 2 puñados de espinacas (ó 1 puñado si solo vais a usarlo en una hamburguesa)
- 1 cebolleta, la parte verde, picada fina
- 1 diente de ajo picado fino
- 1 chorro de zumo limón
- Sal (yo no puse porque con la mezcla de mango curry no lo necesitaba)
* Si no tenéis esa mezcla, podéis probar con esta hamburguesa de Sonia, es buena alternativa, ¿no?. Bueno, vale, no era la alternativa, era el plan. Entonces abri mi caja de las especias que no caben en el giratorio, y ahí estaba, el mango curry finlandés.
Además...
- Pan naan de cilantro, más de bote que otra cosa
- 1 cucharada de mayonesa
- 1 cuharadita de pasta de curry (uso esto )
- Espinacas o alguna lechuga, opcional
- Algún queso, opcional
- Unas rodajitas de berenjena o calabaza a la parrilla, opcional
- 1/2 cebolla en rodajas finas
- Un poquito de curcuma y/o curry

Preparación:
1) Cortamos en daditos finos la pechuga de pavo.
Secamos y troceamos las espinacas.
Picamos el ajo y la cebolleta.
2) Metemos en la picadora el pavo, espinacas, ajo, cebolleta, las especias y echamos un chorrito de limón. Picamos hasta que esté bien trituradito y repartido, no es necesario que formemos una pasta, mejor que no sea un puré de carne, ¿no?
3) Formamos unas hamburguesitas redondas, aplanamos, engrasamos por los dos lados y ponemos en una bandeja con film (o bien, engrasamos el film y ponemos en él las hamburguesas). Tapamos con film (este cacho también engrasado si no lo está la carne).
Refrigeramos mínimo un par de horitas antes de cocinar.
4) Si hemos pincelado bien las hamburguesas, no hará falta más aceite, si no, lo pincelamos directamente sobre la carne.
Calentamos una sartén a fuego medio-alto y cocinamos las hamburguesas 3-4 minutos por cada lado.
Mientras, en la misma sartén, o en otra si no nos entra, salteamos la cebolla, cuando ablande añadimos curcuma y/o curry y seguioms cocinando un poquito. Preparamos a la vez la berenjena o calabacín.
Este es el momento también de tostar los panecillos.
Y además, vamos a mezclar la mayonesa con la pasta de curry para hacer una salsita.
Y listo, montamos las hamburguesas como queramos, un poco de salsa, espinacas, la carne, cebolla, queso y verdura si usamos, y tapita de pan.
¿¿Arroz o patatas??

Notitas al pie...
Yo dividí en dos los ingredientes, así que primero hice una hamburguesa solo con la mitad del pavo, especias, cebolleta, ajo y limón, y luego ya otra con el resto de ingredientes y las espinacas. Si las espinacas no están bien secas o sueltan agua, puede que necesitéis algo de harina o pan picado, pero a mí no me hizo falta.
A mí me parece mejor idea con espinacas, pero si tenéis gente rara en casa, puede que tengáis que preparar dos tipos.

Hace justo un añito: El prota (también) era el taster
¿Y hace dos? ¡Qué pesada!
Eso sí que es ser pesada, las reliquias de hace tres años

viernes, 31 de octubre de 2014

Autocopia de mascarpone, chocolate y naranja

Este blog cada día se parece más a un libro de recetas de cupcakes.

Sí, sí, ya sé que, a simple vista, no veis el parecido: la presentación no es cuqui, las fotos no son de 12/10, no quito los manchones de los platos para las fotos... y mi mantel es casi siempre el mismo.

Peeero, no lo digo por eso. ¿Sabéis esos libros en los que lo único que cambia de una receta a otra, y a otra, y a otra, y a otra, y a la siguiente es el aroma, extracto, fruto seco o tipo de chocolate que le ponen?
Pues esto es lo mismo. Aquí vengo, con la tarta de las tartas (junto con esta, esta y esta, y también está, además de esta.
Y resulta que no es más que una versión (así queda mejor de variación) de mi tarta de tiramisú alcohólico, pero usando naranja, chocolate y Marnier.

Bueno, ¿me lo perdonáis un poquito? Cuando tienes una base perfecta, ¿por qué cambiar? El día que saque un libro, os prometo que será una baratija de 12 páginas. En la primera la receta base, y luego ya unas anotacioncitas: en lugar de x, podéis poner y. ¡Os van a salir unas sopas de letras estupendas! Y unas fotos de Gucci, que ya sabéis que de la comida no me salen tan guapas

Yo no se lo he dado, pero un toque de almendra (aroma o almendra molida en la genovesa, o bien decoración en la cobertura de almendras) le va genial al chocolate y la naranja

Autocopia de mascarpone, chocolate y naranja
Ingredientes:
Genovesa de naranja...
- 3 huevos L, separados y TA
- 95 gramos de azúcar
- 95 gramos de harina
- Pizca de sal
- 2 cucharaditas de polvo de naranja (o ralladura de 1-2 naranjas)
¿Un chupitín?
- 30-60 ml de Marnier
* También podéis usar un sirope hecho con agua, y/o zumo de naranja con azúcar, añadiendo o no el licor
Crema de mascarpone y chocolate...
- 2 huevos L, separados y TA
- 15-20 gramos de azúcar blanco
- 15-20 gramos de azúcar glass
- Pizca de sal
- 250 gramos de mascarpone, TA
- 1 hoja de gelatina, hidratada en agua fría, escurrida y derretida (unos segundos en el micro)
- 120 gramos de chocolate derretido y enfriado
- 3-4 cucharaditas de cacao en polvo, opcional
Decoración...
- Chocolate rallado
- Almendra laminada, crocanti o enteras (el taster no quiso)
- Ralladura de naranja

Preparación:
Preparamos la genovesa, que podemos hacer un par de días antes...
1) Montar las yemas con azúcar hasta que estén muy cremosas, durante 4-5 minutos, que mantengan la forma si cogemos una cucharada de la mezcla y la tiramos sobre el resto.
2) Añadir la harina con una espátula o cuchara, cuidadosamente.
3) Montar las claras con una pizca de sal hasta que estén bien firmes.
Añadir un poco del merengue a la mezcla de yemas, sin ningún cuidado, y luego el resto, en dos o tres veces y muy cuidadosamente, en movimientos envolventes, con una cuchara o espátula.
4) Verter en un molde de 15x15cm forrado con papel y hornear a 160º durante 25-30 minutos (a los 15-20 puede que haga falta taparlo para que no se queme, y a partir de los 20-25 podemos pinchar un palillo para ver si ya está listo, ha de salir limpio).
Enfriar en el molde un rato, en la rejilla más ratito aún y luego envolver en film, bien envuelto, y reservar hasta que usemos.
La crema de mascarpone...
1) Derretir el chocolate y dejar que enfríe por completo.
Hidratar la gelatina en agua fría unos 10 minutos (cuando la vayamos a usar, la escurrimos, y luego metemos la hojita blanda en el micro 15-20 segundos, que se derrita).
2) Montar las yemas con el azúcar blanco, 3-5 minutitos.
Añadir el mascarpone (si hace falta, lo batimos un poco antes, para que se ponga cremoso) e incorporar delicadamente con una espátula.
3) Montar las claras con el azúcar glass y una pizca de sal hasta que estén bien firmes.
Añadir cuidadosamente a la mezcla de mascarpone, con una espátula o cuchara, en movimientos envolventes.
4) Derretir la hoja de gelatina, previamente escurridia, 15-20 segundos en el microondas, añadir y mezclar bien.
Incorporar el chocolate derretido, que ha de estar bien frío, y el cacao tamizado, y remover.
Montamos...
1) Abrir por la mitad el bizcocho, con un cuchillo de sierra.
Forrar con film el molde de 15x15 y colocar en el fondo una plancha de bizcocho, pinchar con un tenedor toda la superficie y empapar bien de Marnier con la ayuda de un pincelito.
Untar la mitad, más o menos, de la crema.
2) Tapar con la otra plancha de bizcocho (si ha quedado mucho copete, cortamos para alisarlo), repetir la operación de pinchar con tenedor y pincelar licor.
Extendemos el resto de crema de mascarpone, y alisamos.
Tapamos con film y refrigeramos unas horitas antes de servir.
También se puede servir al día siguiente.
Decorar como queramos y ¡¡listo!!
Hace justo un añito:
¿Y hace dos? ¡Qué pesada!
Eso sí que es ser pesada, las reliquias de hace tres años

lunes, 27 de octubre de 2014

En el reto de otoño no pueden faltar peras, castañas... ¡¡ni chocolate!!

Me he saltado el día del pan (como nunca había hecho), llevo dos (una y dos) entradas seguidas de comida con trampas, y este año no he hecho alguna idiotez con la que recibir al otoño (con lo que me gusta hacerlo).

Menos mal que tenía el reto otoñal. Porque no es que no prepare, es que no lo publico.
Cómo mola la presión de tener fecha y hora.
Tras los retos de primavera y verano, llegaba el de otoño, ¡¡cómo cambian los ingredientes!! ¿Verdad?

¿Y qué se os ocurre más otoñal, además de las hojas secas, estrenar ropa y los secretos de belleza de El Corte Inglés, que las peras, las castañas, algo con mucho chocolate, una taza de cacao?

Uf, esas preguntas tan largas merecen ser corregidas. ¿No os gustaría matar a la gente que hace preguntas tan largas?

Bueno, al lío, Rosi, Dolor de muelas Aurélie y yo nos hemos vuelto a reunir, esta vez con Marga, que no se ha querido perder el sarao, y hemos decidido sacar nuestras mejores galas con castañas, peras y chocolate.
Yo lo tenía claro, pastel de chocolate y peras. ¿Usaba puré de castañas para el pastel como en esta receta (que por cierto, Aurélie preparó en su día a Rosi)? ¿O preparaba ese helado de castañas que hacía tanto tiempo quería hacer?
Evidentemente, en la pregunta está la respuesta: llevaba TANTO tiempo queriendo hacer.

He usado harina de avena, que últimamente me encanta jugar con ella. Y es que, entre nosotros, para mí la harina es un espesante, pero el sabor de la harina, menos en pan, es engrudo, ¿no? Dios, no hay nada más horrible que notar sabor harinoso en una galleta o bizcocho... La harina es cemento.
Sin embargo, la harina de avena (igual que cuando usamos frutos secos molidos) sí aporta un sabor, no solo es funcional. Y en esta tarta, os podéis imaginar que no desentona.
[Tener harina de castaña hubiera sido un puntazo, pero quizás en mi próxima vida la encuentre]

Va, ¿os servís un cachito? Es de esos pasteles de chocolate ricos ricos, jugosos por dentro, fáciles de romper, pero con esa costrita crujiente tan mortalmente buena.

Pero bueno, si se os ocurre algo mejor, Rosi, Aurélie y yo estamos abiertas a sugerencias, y sobre todo, a que publiquéis vuestra receta con estos tres ingredientes; ¿alguien se anima?

El helado está hecho a partir de la receta de Edda, de Un déjeneur de soleil y el pastel [aquí van 10 minutos buscando el dichoso enlace] lo saqué de la revista 750g [¿qué enlace buscabas?, ¡alma de cántaro!], pero la receta es de Cuisine gourmande de Carmecita.
Sobre el helado, tened en cuenta que en función de si utilizáis un puré de castañas cocidas sin azúcar, uno de bote endulzado, o de marron glacé (aún más dulce) , o una confitura, el nivel de azúcar tendrá que ser menor, y puede que también haya que cambiar la cantidad de líquido, ¿entendido?

Venga, sin más preguntas, ¡¡papel y boli!! :P

Pastel de peras y chocolate con helado de castañas
Ingredientes (20 cm de diámetro):
Para la base...
- 200 g de galletas
- 60-75 g de mantequilla
Para el pastel...
- 3 huevos L
- 100 g de azúcar
- 200 g de chocolate negro o con leche
- 75 gramos de mantequilla
- 125 gramos de harina de avena (o normal)
- 40 gramos de almendra molida
- 1 cucharadita de levadura química [esto yo no sé si hay que modificarlo por usar harina de avena, pero estaba rico quetemueres igualmente]
- 1/3 de cucharadita de canela
- 1/3 de cucharadita de cardamomo (o más canela)
- 1/3 de cucharadita de tonka (o vainilla)
- 3-4 peras cortadas por la mitad
Helado de castañas (aprox 1 litro)...
- 300 ml de leche
- 400 ml de nata 35% M.G.
- 2 yemas L
- 75 g de azúcar
- 250 g de puré de castañas (castañas cocidas y hechas puré)
- Un generoso chorro de ron

Preparación:
Preparamos la base...
1) Picamos las galletas, añadimos la mantequilla, derretida o no, y damos unos meneos más en la picadora.
Extendemos en la base del molde y refrigeramos.
Seguimos con el pastel...
1) Derretimos el chocolate, añadimos la mantequilla, la incorporamos bien, y reservamos para que temple.
2) Batimos los huevos con azúcar unos 5 minutos, que tomen volumen, palidezcan y se pongan cremosos.
Añadirle el chocolate y mezclar con una espátula hasta que esté bien liso.
3) Agregar la harina, almendras, levadura química y especias y mezclar bien, con espátula nuevamente, o con las varillas del robot, hasta que no haya trazas de harina.
4) Verter la masa sobre la base de galletas.
Colocar encima las peras en mitades y hornear a 160º durante 50-55 minutos.
Helado de castañas...
1) Calentamos en un cazo la leche, nata y puré de castañas.
2) Batimos bien las yemas con azúcar y añadimos a la mezcla de leche, removiendo sin parar.
Cocemos, removiendo también todo el rato, hasta espesar, como una natilla o crema pastelera.
3) Sacar del fuego, pasar a un recipiente, añadir el ron, enfriar y luego refrigerar 8-12 horas.
4) Preparar en la heladera.
Podemos añadir pepitas de chocolate o castañas glaseadas troceadas al final de la preparación.
Meter en un recipiente hermético y al congelador :P
Llegados a este punto, ahora sí, os podéis poner con el pastel.

Hace justo un añito: No hay.
¿Y hace dos? ¡Qué pesada! No estaba.
Eso sí que es ser pesada, las reliquias de hace tres años Me fui.