sábado, 31 de diciembre de 2011

Navidad - Época de regalar... ¡¡hasta el desayuno!!

¡¡¡No podía acabar el año sin parar por aquí a despedirme de vosotros!!! No sé si queda alguien por aquí, pero si es así ¡¡Feliz Nochevieja!!
Espero que paséis una noche fantástica, y os deseo un muy feliz 2012, en el que espero seguir viéndoos (por aquí, o por ahí, eso es lo de menos!!), pero eso sí, ¡¡que no sea demasiado perfecto!! Que tenemos que tener motivos para recibir al 2013!
Hoy no es día de recetas, así que, ¡¡mirad con lo que vengo!!

Con el nombre de Snowman soup encontré esta idea para regalar en Navidades, en español eso de 'sopa/caldo de muñeco de nieve' suena como a demasiadaspalabrasjuntasparadecirsinrespirar, así que he preferido llamarlo desayuno regalo, o regalo desayuno, o algo más simple y cutre, en definitiva.
Es muy sencillo de hacer, pero me pareció una cosa tan bonita, que decidí preparar una para los padres del taster, y otra para llevar nosotros a casa de los míos. A la madre del taster le hizo muchísima ilusión, y me consta que no llegó al día 25 :P

Sé que se lleva más lo de las galletas o chocolatinas, pero yo esas no las suelo presentar en "formato" regalo, y ya me tiro el año compartiéndolas, así que esto me pareció ideal :) He visto también mucha gente que regala su mezcla para galletas/bizcochos/brownies, pero esto me parece más práctico, pues lo puedes usar casi al momento, y para lo otro, ya he dicho que me tiro el año llevando dulces, ¿para qué darles los ingredientes si ya los he mal acostumbrado?
Normalmente cuelgan una tarjetita con una notita, y aunque yo no se la he puesto, por la web hay un montón de ideas y etiquetas con y sin mensajito, listas para imprimir.

Os dejo con la preparación, aunque no tenga ningún misterio. Una lleva cacao con cayena y canela, la otra chocolate blanco en polvo; una bastones de caramelo, la otra butterscotch; y luego, como veis, las mini-nubes y un bastón de caramelo para remover nuestra bebida :)

Regalando la comida más importante del día
Ingredientes (para cada bolsita):
- 2 mangas pasteleras de plástico desechables
- Hilo, alambre o goma para atar
- Cinta para adornar
- Cacao en polvo, chocolate blanco en polvo, café... (Algo menos de una taza)
- Candy cane machacado, pepitas de butterscocht, de chocolate, mantequilla de caramelo, o cualquier chocolatina, M&M's... (Un puñadito)
- Mini-nubes (Otro puñadito)
- Un bastón de caramelo
- Etiqueta para decorar o con instrucciones de uso ;) (Opcional)

Preparación:
1) Cogemos una de las mangas de plástico y echamos en ella nuestro cacao en polvo (o lo que sea).
Cerramos con un alambre o hilo por arriba, ajunstándolo bien, y cortamos la parte de bolsita que nos sobra.
2) Metemos esta bolsa con el cacao en la otra manga que teníamos preparada. Lo "acomodamos" bien.
Entonces ponemos encima nuestras pepitas, M&M's o el "sabor" que hayamos elegido. Empujamos un poquito para que quede bien asentado.
3) Ahora le toca a las nubes, las ponemos encima, y como antes, compactamos un poco (sin aplastar ni apelotonar).
4) Cerramos esta segunda bolsa con otro hilo o alambre, bien cerradita.
5) Ahora toca adornarlo todo. Se le ata un lacito (como veis, con hilo dorado queda mejor, porque no da tanto el cante como el blanco, pero me tocó improvisar).
Y por último, con otro hilo o alambrito enganchamos bien el bastón de caramelo, que nos servirá para remover nuestra bebida.

Si queremos, podemos poner una etiqueta con algún dibujo, con el poemita de la snowman soup, o bien con las instrucciones de uso. Pero no será más que poner leche en un cazo, añadir la bebida soluble y el toquecito que hayamos elegido, y una vez esté todo mezclado y calentito, servimos coronándolo con las nubecitas y con el palito para remover.
¡¡Feliz desayuno!!

viernes, 30 de diciembre de 2011

Navidad - Postre frío de chocolate y castañas

El último fin de semana antes de Navidad (no, no traigo una de mis pesadillas) el taster decidió que el postre del domingo fuera este pastel. Lleva su tiempo, por el que exigen las castañas (también podéis comprarlas preparadas, ¡¡claro!!), pero merece la pena, y luego no es más que batir, dejar en la nevera, y olvidarte de él. Ideal para reuniones familiares (por la cantidad de gente y/o por la falta de tiempo y/o por el trabajo ya acumulado en la cocina).
Yo había estado echando un vistazo a recetas de coulants de cholate y castañas, que siempre son mucho más apetecibles y vistosos, pero que sí te hacen tener que estar más pendiente, y ya tienes que ponerte con más ingredientes, así que me alegro (por una vez), de hacerle caso (por una vez).


Podéis variar las cantidades si preferís otra textura. Añadir más o menos líquido. Poner ron u otro licor en lugar de leche, una mezcla de leche y algún licor. No tiene mayor importancia poner un poquito de más o de menos en ningún ingrediente, mientras encontréis las medidas que hagan que solidifique y desmolde bien ;)
Con mis cantidades salen estos 2 pastelitos, que son 4 raciones (incluso 6) y que podéis preparar en un molde más grande o en varios más pequeñitos ;)
Os dejo también una propuesta, que también me autopropongo y seguiré la próxima vez que haga esto (porque habrá próxima) y es, ya sea en raciones individuales o en un pastel grande, presentarlo sobre una base de masa quebrada. ¡¡Tiene que estar bueno!! Incluso con la típica base rápida de galletas trituradas con mantequilla. Como que gana más, aparentemente, da más impresión de postre trabajado :P Y en calorías, ¡claro!

¡¡Lo mejor es que tuve que comprar una red de castañas!! ¡¡Con lo ricas que están en castañas!! Es más, ¡¡con lo que mola comerlas en Navidad!!
Aún recuerdo cuando me las hacía mi madre :( Yo es la primera vez que las hago desde que no estoy en casa, porque en estos años de "independencia" solo las he comprado por la calle.

Tarta fría de castañas y chocolate
Ingredientes (para 4 raciones):
- 150 gramos de castañas (pesadas una vez las tenemos peladas y cocidas)
- 60 gramos de chocolate negro (usé Lindt 70%)
- 40 gramos de mantequilla
- 20-40 gramos de azúcar (suelo poner poquito, y usé 20, pero el taster dice que así estaba bien ;)
- 4 cucharaditas (20 ml) de leche *
*La cosa es usar 20 ml de líquido, que pueden ser todo de leche, o todo de whiskey, Cointreau, ron, Baileys, por decir los que se me vienen a la cabeza, o una mezcla de leche y licor.
También puede que queráis otro tipo de textura, y entonces quitáis castaña, o añadís más líquido :P


Preparación:
Preparamos el puré de castañas...
1) Quitamos las cáscaras de las castañas y cocemos durante media hora en una mezcla de leche y agua (yo uso 3/4 de leche y el resto de agua).
2) Pelamos las castañas una vez están cocidas. Yo lo que hago es en el último par de minutos de cocción, ir pelándolas, pues si las dejamos que se sequen, su pelusilla, que es muy puñetera (perdón por la expresión) puede volver a adherirse.
3) Con la batidora, hacemos un puré con las castañas, yo aquí lo que hago es añadir un poco de la leche en la que las he cocido, para que la textura sea más suavecita.
Reservamos.
4) En un bol fundimos el chocolate y la mantequilla.
5) Le añadimos el azúcar, el puré de castañas, la leche y el licor y mezclamos bien.
Yo lo que hice fue pasar otra vez por la batidora, porque así, si han quedado grumitos de la castaña, se triturarán ahora, ya que la masa es más suave :)
6) Ponemos en los moldes (previamente engrasados si es necesario) y metemos en la nevera.
En unas 4 horas está listo para comer. Yo lo tuve toda la noche, pero lo desmoldé pasadas esas 4 horas.
Sacamos justo antes de comer, y servimos! Si lo hemos hecho, como Nigella propone, en un molde rectangular) es simplemente cortar unas barritas, y decorar un poco.
¿Qué tal con helado de vainilla o turrón? :P

Tengo previsto dejar algo preparado para que se publique mañana, pero como seguramente no nos veamos antes, aprovecho para desearos que mañana paséis una feliz y larga (pero que se haga cortita) noche!! Que tengáis una genial entrada en el 2012 (que os lo deseo muy feliz, pero espero estar para verlo :P), y que no se os atraganten las uvas (con tranquilidad, no queremos zumos por la mesa!!).
¡¡Feliz 2012!! Y gracias por haberme acompañado durante este año :P
Si finalmente mañana se publica algo, me repetiré como el ajo.

jueves, 29 de diciembre de 2011

Navidad - Dominosteine

Esta Navidad sabía que no podía pasar sin hacer un pan de jengibre. Esa idea tenía en mente, hasta que llegué a este post y descubrí las Dominosteine.
Indagué un poquito más, y descubrí que realmente, en su forma original llevan una capa de pan de jengibre, otra de una gelatina de mermelada de cereza negra o albaricoque, mazapán, y el baño de chocolate.
Preparé una gelatina con mermelada, y aunque de textura le quede muy bonita, como he visto por ahí, de sabor me llama más la mermelada a secas. Así lo preparé. El único riesgo que corréis es que, en algunos, el chocolate no cubra bien del todo la parte de mermelada.

Durante mi labor de investigación me di cuenta de que estos Dominosteine los he visto en algún supermercado en alguna feria de comida o sección de alimentos internacionales, y que nunca me había llamado especialmente la atención.
Conmigo la Navidad e Internet puede conseguir cualquier cosa. Es como cuando me enamoré del Glühwein de Akane, sin gustarme el vino (sí, estoy intentando que todos os pongáis a plagiar sus recetas suizo-navideñas como hago yo).


¿¿Me han quedado feos?? ¡¡Un rato!! ¡¡Pero están muy ricos!! Y además, os sobran unos recortes-bocaditos de pan especiado muy ricos!! Me alegré un montón de haber encontrado esto antes de hacer el Lebkuchen, porque, aunque llevan su ratito, no es complicado, y uno se siente realizado y en paz cuando por fin los tiene preparados y terminados, alineados, y listos para comer y compartir (o compartir y comer, o lo que sea...).
Os dejo la receta, ordenada por capas.

Esta es una de esas cosas con las que no puedo evitar deciros una vez: "¡¡Tenéis que probarlo!!".
Y otra: "¡¡Tenéis que probarlo!!".
Suficiente...

Dominosteine
Pan especiado:
Ingredientes (para 20 piezas, y 20 recortes):
- 60 gramos de miel
- 30 gramos de mantequilla
- 1 huevo pequeño
- 75 gramos de harina
- 1/2 cucharadita de bicarbonato
- 1 cucharadita de cacao
- ½ cucharadita de canela
- 1/8 de cucharadita de nuez moscada
- 1/8 de cucharadita de pimienta de Jamaica molida
- Una pizca de pimienta negra
- Una pizca de cilantro
- Una pizquita de clavo
- Una pizquita de jengibre
- Un poquito de anís bien picado

Preparación:
1) En un cazo, a fuego lento, disolvemos la miel con la mantequilla.
Retiramos del fuego y dejamos enfriar un poquito.
2) Mientras, tamizamos la harina, bicarbonato, cacao y especias.
3) Agregamos la mezcla de la miel y el huevo y mezclamos hasta tener una masa bien uniforme.
4) Cubrimos un molde (el mío con estas cantidades era de unos 10x15 cm, pero podéis hacer el doble y os saldrá una capa fina, ideal para esta receta).
Extendemos la masa con una cuchara e intentamos alisar al máximo. No debe ser una capa muy gruesa (¡¡luego van dos más, y el choco-baño!!).
5) Horneamos a 180º durante 15-20 minutos, hasta que esté sequito por dentro.
Dejamos enfriar antes de seguir con nuestro montaje :P

Segunda capa:
Ingredientes (para cubrir la mitad del bizcocho que hemos preparado):
- 125 gramos de mermelada de cerezas negras
- 120 gramos de masa de mazapán

Preparación:
Como he dicho, tenemos que esperar a que esté frío el bizcocho...
Yo acabé cortando los daditos al final, pero si ya de entrada os parecen muy gruesos, podéis cortar el bizcocho en dos planchas, y usar todas para hacer fichas de dominó (con lo cual doblaréis los ingredientes de la segunda capa y la cobertura) o dejar una para comer así.
1) Untamos la mermelada encima del pan especiado.
2) Estiramos con un rodillo la masa de mazapán. Cubrimos con ella le capa de mermelada del pan especiado.
Dejamos enfriar en la nevera hasta el día siguiente, cuando cubriremos con el chocholate.

Cobertura de chocolate:
Ingredientes (para mis 20 piezas):
- 80 gramos de cobertura de chocolate negro
- 2 cucharaditas (10 ml) de aceite vegetal
Por cada 40 gramos de chocolate, ponemos 1 cucharadita (5 ml) de aceite vegetal.
- Sprinkles navideños, azúcar de colores, o Smarties para adornar (opcional)

Preparación:
1) Sacamos de la nevera nuestro bizcocho con merme y mazapán y cortamos en daditos (sí, llamo daditos a esa cosa irregular).
En mi caso, me parecieron demasiado "gordos" y tenía muy poquito chocolate. Así que, improvisación de última hora, corte a todos un trozo (esto es más fácil una vez son ya daditos, ahora que tienen toda la mezcla encima).
Si os queda más chocolate, los podéis apañar bañándolos también, o incluso añadirles también la mermelada y el mazapán, pero como digo, ¡¡se me acabó el chocolate!!
2) Lo volvemos a dejar en la nevera mientras preparamos la cobertura (para que no se caliente mucho).
3) Derretimos el chocolate, añadimos el aceite y mezclamos bien.
4) Ahora sí, sacamos otra vez nuestros daditos, vamos bañándolos, colocando el adorno tras el baño de cada uno, y dejamos secar en papel de aluminio (no hace falta una rejilla, porque despegará bien del albal).

Con este frío, ¡¡en un par de horas largas ya estaremos dándoles guerra!!
Para una merienda con un ponche de huevo son ideales!!

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Navidad - Muslitos y costillas con sirope de arce

Os traigo una de esas recetas con las que me pongo pesada con el "¡¡¡tenéis que probarlo!!!".

Pero, en serio, ¡¡tenéis que probarlo!! Si os gustan este tipo de cosas, ¡¡os encantará!! Es irresistible, engancha, de esas recetas que tienes que repetir, acabas de comer y ya estás pensando en la próxima vez que la vas a preparar. Y por qué no, tiene un toquecillo navideño, y al igual que el plato de ayer, es ideal para un picoteo entre amigos, para una renión estas fechas, para despedir el año en buena compañía durante estos días. No requiere apenas tiempo ni esfuerzo, y como resultado tenéis un plato resultón y que se puede hacer en cantidades casi-industriales, aunque tampoco hará falta si combináis con otra serie de aperitivos.



Creo que no necesito vender mucho más la receta, ¡¡en cuanto veáis sus ingredientes y lo fácil que es de preparar sabréis que tiene que ser perfecta!! Os dejo con la receta, se la he plagiado a Nigella Lawson.

La carne ha de marinarse entre 8 y 48 horas (yo lo tuve 40), la original lleva alitas (en casa preferimos muslitos) y en mi caso, la primera media hora lo tuve en una bolsa de hornear, y luego ya lo saqué para que acabara de cocinarse (y se dorase) en la fuente. El sirope de arce se puede sustituir por miel o caramelo, pero el sabor no va a ser el mismo, así que si tenéis este sirope, ¡¡usadlo aquí!! He visto que hay gente que usa una mezcla de zumo de manzana y cerveza, puede estar bien, igual que usar zumo de naranja, o sidra en lugar del de manzana. Para gustos...

Muslitos y costillas con sirope de arce (y otro puñadito de cositas navideñas)

Ingredientes:
- 8 costillas de cerdo
- 8 muslitos de pollo
- Pimienta
- 200 ml de zumo de manzana
- 4 cucharadas (60 ml) de sirope de arce
- 2 cucharadas (30 ml) de aceite de oliva
- 2 cucharaditas (10 ml) de salsa de soja (Nigella pone 2 cucharadas)
- 2 cucharaditas (10 ml) de salsa Worcestershire (Nigella no lo pone, pero yo no puedo evitarlo)
- 2 estrellas de anis
- 1/2 cucharadita de canela en polvo
- 6 dientes de ajo pelados

Preparación:
Marinamos la carne entre 8 y 48 horas antes de cocinarlo...
1) Sazonamos la carne. Yo solo puse pimienta, y no estaba para nada soso, pero si queréis curaros en salud, poned un poquito de sal.
Consejo-manías maternos: Si lleva soja, no necesita sal.
2) Ponemos la carne en una fuente o metemos en una bolsa (yo usé la de hornear).
3) Echamos sobre la carne o dentro de la bolsa el zumo, sirope, aceite, salsa de soja y Worcester, la canela, la estrella de anís y los dientes de ajo.
Untamos bien por la carne, y si la tenemos en la bolsa, la cerramos y lo mismo, esparcimos bien.
4) Lo dejamos a la nevera, a que haga su trabajo :P Manías mías (esta no es materna) de vez en cuando daba vuelta a la bolsa y lo untaba por el otro lado y tal...
Y cuando vamos a cocinarlas...
1) Sacamos entre 30-60 minutos antes de la nevera, para que tome temperatura ambiente.
2) Precalentamos el horno a 200º, y cocinamos durante 1 hora u hora y cuarto, vigilando que no se queme por arriba, solo queremos dorarlo, y dejarlo crujientito. Si se pone demasiado oscuro, tapamos con aluminio; si no ha quedado tostado, ponemos el grill los últimos minutitos.
Si usamos la bolsa, como hice yo, cocinamos con ella durante 40 minutos, luego lo ponemos en la fuente. En este punto, quité un poco de la salsa y pincelé un poco más de sirope por la carne. Lo dejé otros 30 minutos más a la misma temperatura.

¡¡Y listo!! Echamos un poquito de salsa, y lo devoramos. ¡¡Están buenísimas!!

martes, 27 de diciembre de 2011

Navidad - Blinis con salmón al eneldo y crema agria con pimienta

Una tontería, un entrante rápido, sin elaboración, tan solo juntar las piezas. ¡¡Y lo bien que queda!!

Como veis, nada de lo que hay en la tablita lo he hecho yo, excepto la parte de los blinis con salmón. Os dejo la recetita, es lo más simple del mundo, ¡¡pero está tan rico!! Y es muy socorrido para estas fiestas, para esas reuniones más informales. Por eso lo traigo esta semana, la de fin de año, que en mi caso, de siempre, es menos familiar y más de "entre amigos" que la de Navidad o Reyes. Aunque no creo que ninguna familia (decente o no) se quejase de tener que aguantar unos blinis con salmón y nata agria.

Creo que un blini original, nada tiene que ver con esto, pero bueno, sacrilegios hacemos todos los días en la cocina, ¿no?
Estos blinis se pueden preparar con antelación, y antes de servir calentar un poco en el grill del horno o en una tostadora, lo que facilita las cosas para un aperitivo rápido. El contraste al estar tostados y calentitos con la fresquita nata agria es genial.
El salmón que usé lleva eneldo, que es como más me gusta.

Y pensar que hasta hace nada no comía salmón ahumado!!
En diciembre del año pasado, un día el taster vino al mediodía a comer conmigo a la salida del trabajo. Él tenía que volver a clase, así que cogí unos bocadillos en un Animari, además de unas galletitas navideñas decoradas (para darle una sorpresita en forma de postre).
Se equivocaron (cómo odio que me pase esto!!) y me pusieron un bocadillo de salmón. Por no quedarme sin comer, lo probé, y no me disgustó del todo, aunque tengo que comerlo despacito, porque si no, como que me ahoga su sabor.
Espero que nunca nadie me pregunte qué quiere decir eso...

Blinis con salmón ahumado al eneldo y crema agria con pimienta y queso
Ingredientes:
Para hacer los blinis:
- 70 gramos de harina
- 1/2 cucharadita de Royal (he visto recetas que usan levadura)
- Una pizca de sal
- 70 gramos de nata ligera de cocinar
- 1 huevo
- 2 cucharadas de leche
- Mantequilla (para cocinar los blinis)
Para montar los blinis:
- Nata agria
- Pimienta mignonette
- 1 cucharadita de Philadelphia
- 1/2 cucharadita de mostaza
- Una pizca de sal
- Salmón ahumado con eneldo

Preparación:
Preparamos los blinis...
Como digo, yo lo hice con antelación, y luego lo tosté, que se lo que buscamos en este tipo de comidas/cenas. Pero si no vamos con prisas, se pueden preparar al momento.

1) Mezclamos todos los ingredientes.
2) Ahora podemos dejar reposar la masa media hora (como he leído en algunos sitios) o preparar inmediatamente (como dicen en otros).
3) Antes o después, calentamos mantequilla en una sartén pequeña y echamos una cucharada de masa para cada blini pequeñito.
Cuando vemos que hace burbujas, damos la vuelta y cocinamos por el otro lado.
Yo usé una sartén mini, e iba de una en una, pero podéis usar una más grande y hacerlas en más cantidad, o bien preparar blinis más grandes (a mí me gustan los pequeñitos!).

Montaje de los blinis...
1) Lo primero mezclamos la nata agria, queso, mostaza, sal y pimientas en un bol.
Normalmente compro una nata agria que no es nada líquida, pero esta vez la que había en el super lo era bastante, así que tuve que echar mano del Philadelphia para que aquello no fuera tan líquido. La mostaza fue una idea que vi en algún sitio.
2) Untamos los blinis con la nata agria y ponemos enncima el salmón. O si preferimos, lo hacemos al revés, extendemos el salmón y ponemos encima una nuececita de crema agria (será más fácil si esta no es tan líquida).

lunes, 26 de diciembre de 2011

Navidad - Chocolatinas navideñas con las sobras de los Cakepops


Y después del día de Navidad no quedan muchas ganas de cocinar... ni de comer. El Boxing day, para los ingleses, fecha para compartir y repartir, actualmente marcada también por los eventos deportivos y como día de compras. Sobre sus orígenes se pueden leer distintas teorías, desde las que hablan de la necesidad de las clases más enriquecidas de deshacerse de las sobras tras el día de regalos, hasta las que simplemente creen que era un día en el que decidían compartir con los más empobrecidos, independientemente de esas sobras.

Sin embargo, sí es una fecha el día 26 en la que algunos empiezan a usar sus artes y preparar grandes platos ¡¡con las sobras!! Siempre ha sido un misterio para mí, que me gusta empezar de cero, que adoro cocinar en pequeñas dosis, para que no haya sobras. Y sin embargo, cuando veo en algunos blogs, en libros de recetas y a algunos cocineros (Jamie Oliver viene a mi mente) las virguerías que hacen con las sobras de la comida, pienso: "Yo también quiero hacerlo". Pero es mentira, luego no quiero (solo las del codillo de cerdo me animan a vivir con sobras).

Pero para no ser menos, en este día en el que pasamos de cocinar, y usamos las sobras, os traigo lo que preparamos con las sobras y recortes de los cakepops que hicimos.


Me salieron mejor que la primera vez que las preparé (esta vez eran estrechitas), y aunque de sabor es una cosa normal (vainilla, chocolate blanco y krispies), quedan muy monas para estas fechas en las que, por algún extraño motivo, tenemos que tirarnos todo el día tomando dulces.

No tiene mucho misterio, así que os dejo con los ingredientes y los pasitos... Podéis poner cualquier otro cereal, pero a mí me encanta poner los Rice Krispies, lo cual tiene gracia, porque como cereal de desayuno, no me gustan nada. Pero a veces tengo una cajita individual para hacer algún postre, o incluso para empanar el pollo (sí, ¡está rico!).

Chocolatinas navideñas con recortes de Cake-pops
Ingredientes:
- Candy Melts rojos (ya derretido, el que nos sobra de hacer los pops)
- 12 onzas de chocolate blanco (u otros Candy Melts, o el chocolate que queramos)
- Un par de puñaditos de Rice Krispies
- Azúcar verde

Preparación:
1) Tendremos ya derretidos los candy melts. Extendemos la mitad en una capa fina sobre film transparente y repartimos por encima un puñadito de Rice Krispies.
Reservamos en la nevera.
2) Derretimos el chocolate blanco (o con leche, otros Candy Melts, lo que sea...), ponemos sobre la chocolatina que tenemos en la nevera, untando con una espátula, y añadimos el resto de los cereales.
3) Llegado este punto, podemos reservar en la nevera, mientras derretimos la segunda capa de Candy Melts, o si ya los tenemos derretidos, repartirla encima y espolvorear con el azúcar verde directamente.
4) A la nevera un par de horitas, cortamos, ¡¡y ya tenemos tontería para pasar la tarde!!

sábado, 24 de diciembre de 2011

Navidad - Cake Pops

Os traigo un picoteo dulce para esta tarde de víspera de Navidad. No quería dejar pasar este día tan especial sin programar alguna cosita. Aunque no creo que quede mucha gente por aquí para verlo :P Mejor, porque no hay para todos, ni aun siendo poquitos!!

La entrada se merece un Desastres en la cocina en el título. Pero me niego a celebrar este día de manera desastrosa, aunque la historia que traigo lo sea.

Aunque sé que Bakerella es la supermusa de los Cake Pops, mi fuente de inspiración para estas cosas es Niner, de We choose organic, un blog que me encanta, porque pruebe la receta que pruebe, nunca falla. No hay un porrón de ellas, pero va muy bien surtida.

Así que, tras leerla a ella, a Bakerella, a Alma, a Morgana, y a un montón de gente que había hecho sus pinitos con estas cosas, por fin me decidí a preparar unos Cake-Pops navideños. Tenía hace tiempo los Candy Melts que me agencié de La Tartienda, y el azúcar, en tonos navideños.
Compré un bizcocho de avellanas (con limón tiene que estar también buenísimo), y mañana de domingo, con el taster en la cocina (es más manitas que yo) nos ponemos a ello.


Os voy a decir una cosa: ¡¡Esto me ha resultado muuuuuuucho más difícil que los macarons!!! Por muchos tutoriales leídos y vídeos vistos, solo conseguimos que 6 de nuestros 11 cake-pops se mantuviera en el palo.
Y para colmo, ahora pienso que habría sido mejor hacerlos sin palo y dejarlos en cake-balls, no ya por eso, sino porque son más sencillos de trasladar (aunque visualmente sean más imperfectos), y porque para comer ¡los quitábamos del palo!


Pero bueno, algo salió de ellos, y tuve una excusa perfecta para comerme de golpe los huérfanos de palo, así que aquí os dejo la receta (aunque yo hice básicamente la mezcla del bizchoco y derretí los Candy Melts, porque fue el taster el que hizo casi todo lo demás, que me fiaba más de su mano!).
Aunque realmente, esto no tiene mucha receta, porque la textura del bizcocho y la de su acompañante serán las que determinen la proporción entre uno y otro, pero bueno :P

Cake Pops Navideños
Ingredientes (para 12 cake-pops):
- 200 gramos de bizcocho de avellanas
- 80 gramos de Philadelphia (depende del bizcocho, os pedirá más o menos queso)
- Candy Melts rojos
- Azúcar verde
- Gel de decorar verde
Material...
- Una caja bien forradita
- Unos palitos

Preparación:
1) Desmigamos bien nuestro bizcocho en un bol grande.
2) Añadimos (poquito a poco) el queso, y cuando veamos que, sin estar nada líquido, ya se pueden formar las bolitas, sin que se desintegren tampoco por estar muy secas, paramos.
3) Hacemos bolitas, de 20-22 gramos cada una y colocamos sobre papel de aluminio. Reservamos en la nevera un buen rato (hay quien dice 20 minutos, quien pone una hora...). Las nuestras estaban frías, pero no tanto como para ser durísimas o parecer piedras.
4) Derretimos parte de los Candy Melts, preparamos nuestro azúcar y nuestros palitos, y sacamos las bolitas de la nevera.
5) Este quinto paso se supon que evita que las bolitas se caigan del palo. En nuestro caso no fue así. Pero bueno, todo el mundo lo recomienda, y bien visto, parece lógico hacerlo. Mojamos el palito en los Candy Melts y metemos hasta la mitad de cada bolita. Esto sirve para que se pegue el palito al bizcocho, y no se nos caigan.
6) Cuando esto esté seco (no tarda mucho), derretimos el resto de los Candy Melts y vamos sumergiendo las bolitas, cubrimos completamente, y luego, suavemente, quitamos el exceso.
Alguna de nuestras bolitas murió en este punto. Alguna otra, murió al quitar el exceso.
7) Decoramos con azúcar o con gel de decorar de color verde, y ponemos a secar en nuestra cajita.
8) Cuando las tengamos todas, las llevamos a la nevera y las dejamos enfriar bien, antes de hacer las fotos, o de comer o de lo que sea!
Fue al sacarlas cuando otras de nuestras bolitas murieron y cayeron del palo...


Pero bueno, aunque estos contratiempos afectarán a nuestra moral, no lo harán al sabor, así que, ¡¡a disfrutar!! Para los que la tengáis intacta, podéis echar aquí un vistacillo.

¡¡¡Feliz Navidad a todos!!! Espero que paséis una muy buena noche, sin desastres en la cocina, en buena compañía, que le dejéis unas ricas galletas a Papá Noel, y que recibáis muchos regalitos, ¡¡seguro que os habéis portado bien!!
Espero que os guste mi invitación y propuesta para la merienda de hoy ;)

viernes, 23 de diciembre de 2011

Navidad - Coulant de turrón

¡¡Hoy vamos a ver la cutre-técnica de decoración usando masa brisa y cortadores!!

Este es otro de los experimentos que hemos probado en nuestro ensayo postreril para Navidad.
¡¡Se merecía estar aquí esta semana!!
Si os gusta la textura de un buen coulant (¿¿a quién no??) y el turrón de Jijona, ¡¡os va a encantar!!
Eso sí, es mejor no servirlo si tenemos previsto poner también sobre la mesa una supertabla de turrones y dulces navideños.

A mí me encantó el sabor, y este postre tiene una serie de cosas que lo hace ideal para estas fechas (además del sabor a turrón, ¡¡claro!!).
La primera, y tal vez más importante es que es facilísimo de preparar: no es más que mezclar ingredientes (y el proceso de tostar la harina, incluso se puede omitir).
La segunda, quizás ganando en importancia a la anterior es que se tiene que preparar con antelación: no es una opción, hay que hacerlo al menos un día antes. Total, que podemos prepararlo días antes, porque hay que hornearlo desde congelado, así que es ideal de la muerte. El día D sacas los que vayas a necesitar, y directos al horno.
La tercera es que, si nos sobra algo una vez horneado (en estas fechas es lo más normal), nos queda un buen bizcocho para algún desayuno o merienda.

Había visto alguna otra receta para este coulant, pero me decanté por esta porque lleva poquitos ingredientes y no requiere mucha técnica, trabajo ni tiempo. Lo he sacado de Gastronomía&Cía, que siempre tiene propuestas muy socorridas para estas fechas :)
Os dejo las recetas con las cantidades que usamos para enredar y testar el invento, y aunque hicimos dos, bien hubieran salido cuatro raciones.

Ese día no teníamos helado, y lo sufrí mucho, porque, aunque tal vez sea una bomba, ¡una bolita de algún helado rico me parece ideal para este postre!

Coulant de turrón de Jijona
Ingredientes (para 2-4 coulants):
- 40 gramos de harina tostada
- 100 gramos de turrón de Jijona
- 2 huevos
- 50 gramos de azúcar (yo puse menos, unos 30)
Para los moldes...
- Margarina (o mantequilla)
- Harina
Para decorar...
- Adornos con masa quebrada
- Canutillos rellenos de turrón
- Azúcar glass (yo no lo usé)

Preparación:
Tostar la harina...
Esto es lo primero que haremos, y aunque es prescindible, solo por oler la harina recién tostada, me vale la pena!
Se trata de repartir la harina en una bandeja y hornearla a una temperatura de unos 140º durante unos 30-40 minutos, hasta que esté doradita.
La vamos a usar una vez esté fría.
Preparamos los coulants...
Para esto hay que tener todos los ingredientes a temperatura ambiente. Yo el turrón lo eché en el bol un rato antes, en cachos más pequeños, para que esté bien blandito.
1) Ponemos en un recipiente el turrón, la harina tostada, los huevos y el azúcar y batimos con la batidora hasta tener un puré suavecito.
2) Untamos con margarina los moldes. Los enharinamos y sacamos el exceso. Los llenamos con la masa, tapamos con film o aluminio y congelamos.
3) Cuando estén completamente congelados, ya sea al día siguiente, o unos días después, los sacamos justo cuando vayamos a hornear.
4) Se cocina a 180º durante unos 15-18 minutos.
Es muy importante que se preparen justo antes de comerlos, pues en cuanto reposen un ratito fuera del horno, la parte de dentro se va a convertir en bizcocho, y va a dejar de ser un coulant.
5) Con esto, una vez los tenemos, desmoldamos, adornamos o servimos con lo que queramos, y a disfrutar!!

¡Y repito!, las sobras son un buen bizcocho ;)

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Navidad - Solomillo de cerdo Guinness

Aunque sus sabores no son especialmente navideños, este solomillo con cerveza Guinness es una buena receta para alguna comida o cenita informal durante estas fechas. En casa nos encantó, y os recomiendo probarlo. Lo hemos repetido también con solomillo de pavo, y la semana de Nochevieja no va a faltar en alguna de esas comidas o cenas pre-familiares. ¡Para una reunión con amigos irá genial!

Básicamente seguí una receta de Gastronomía & Cía que tenía guardada desde hace tiempo, aunque me ayudé, para hacer algún cambio, del Jamie's Great Britain de Jamie Oliver, y de la web de Guinness (¡¡que tiene unas recetas estupendas!!).


Por cierto, que este es el tipo de carne para la que os recomendaría probar los Yorkshire pudding!

Solomillo de cerdo Guinness
Ingredientes (para 2-4 personas):
- 1 solomillo de cerdo ibérico
- 6 chalotas
- 50-70 gramos de zanahorias baby
- 170 ml de cerveza Guinness
- 1 cucharadita de salsa Worcestershire
- 1/2 cucharadita de mostaza
- 1/4 cucharadita de canela
- 2 cucharadas de azúcar moreno
- 1 chorrito de miel
- Pimienta
- Sal


Preparación:
1) Sacar el solomillo del frigo media hora antes, quitar la grasa, cortar en dos piezas y salpimentar.
2) Echar un chorrito de aceite en una sartén, calentar y dorar bien los solomillos a fuego alto.
Los sacamos y reservamos.
3) En el mismo aceite, también a fuego fuerte, salteamos las debollitas y las zanahorias (estas las podemos también añadir luego, al reducir la salsa, si nos gustan más crujientes).
4) Cuando estén doradas las verduras, bajamos el fuego y echamos poco a poco la cerveza y la salsa Worcestershire.
Cuando empiece a hervir reducimos el fuego al mínimo, espolvoreamos la canela, mostaza, azúcar, miel y sal fina.
5) Cocemos hasta que la salsa empiece a espesar (si no lo hicimos antes, añadimos la zanahoria).
6) Cuando ya esté bien espesa la salsa, devolvemos el solomillo a la sartén, y seguimos cocinando, dándolo vuelta de vez en cuando (al tener el fuego al mínimo, nos llevó más o menos 20 minutos o algo más).
Se irá glaseando con la salsa caramelizada y queda muy rico.
Para servir, se puede añadir sal gorda (¡¡se me olvidó hacerlo!!).

martes, 20 de diciembre de 2011

Navidad - Pfeffernüsse

Foto torcidíiiiiiiiiiiisima

De estas galletas navideñas, no esperaba tanto como de otras recetas que tenía guardadas. Estaba segura de que iba a hacerlas, porque tenía ganas de probarlas y me llamaban mucho la atención, pero no pensé que su sabor y textura fuera tan especial. ¡¡Me han encantado!! Sé que son de esas que pienso convertir en un clásico de mis Navidades :)

No soy muy amante de los glaseados, así que me las tomaría perfectamente sin él, pero creo que le dan un toque más especial, las deja más bonitas y festivas, así que recomiendo que lo hagáis con él :) Y tal vez soy la única que las prefiere sin el glaseado :P


He seguido esta receta de London Eats, que ya el año pasado preparó éstas, en las que glaseaba las galletas dos veces (en caliente y en fresquito), con zumo de limón, en lugar de licor.

Sé que las fotos son una venganza (¿qué le haría yo a la cámara), y no hacen justicia a lo monas que quedan estas bolitas. ¡¡Y pensad que a cualquiera, por fuerza, le van a quedar más bonitas que a mí!!
Pero en serio, están muy ricas, os recomiendo que las probéis, porque sus sabores (y aromas) son estupendos. Yo machaqué un poquitín de anís, menos de media estrellita, y aún así, notabas sus matices, así como la miel, la canela, la pimienta...

Con esta receta termino mi merienda más navideña :)
Pfeffernüsse
Ingredientes (para 22 bolitas):
- 125 gramos de miel
- 50 gramos de azúcar moreno
- 25 gramos de mantequilla
- 225 gramos de harina
- 50 gramos de almendra molida
- 1/4 de cucharadita de Royal
- 1 huevo
- 1/4 de cucharadita de pimienta negra
- 1/4 de cucharadita de canela
- 1/4 de cucharadita de nuez moscada
- Una pizca de clavo
- Una pizca de jengibre
- Una pizca de pimienta de Jamaica
- Una pizca de anís
Para el glaseado...
Se usan 50 gramos de azúcar glass por cada 15 ml (una cucharada) de líquido, del que podemos usar algún licor, o agua.
- 100 gramos de azúcar glass (dividido)
- 15 ml de Amaretto
- 15 ml de Absolut
- Para adornar...
- Sprinkles navideños (lo suyo es poner pimienta rosa)

Preparación:
1) Calentar en un cazo la miel, azúcar y mantequilla, hasta que se haya disuelto bien todo. Dejar enfriar un par de minutos.
2) Mientras, en un bol, mezclaremos la harina, almendras molidas, royal y las especias (molidas).
3) Echamos a la harina la mezcla de la miel e integramos bien con una cuchara de madera.
4) Añadimos el huevo y seguimos, hasta tener una masa suave, pero pegajosa. En algún punto, será más fácil acudir a nuestras manos que a la cuchara...
5) Dividivimos la masa en bolitas del mismo tamaño. Me salieron 22 (mi número favorito, y el día del Sorteo de Navidad!!).
Para darles forma de bolita tendremos que tener las manos húmedas, se puede usar margarina, pero con un poquito de agua o licor vale.
Las vamos colocando en la bandeja.
6) Se hornean a 190º durante unos 12 minutos, o hasta que se hayan aplanado un poquito y comiencen a dorarse.


Cubrimos las galletas...
Esto lo haremos en caliente. Como horneé en dos tandas, hice primero un glaseado de 50 gramos de azúcar con 15 ml de Disaronno, y luego otro de la misma cantidad de azúcar con la misma de Absolut.
1) En un plato hondo mezclamos el azúcar con el licor con una cucharita, hasta tener una mezcla suave, pero espesa.
2) Cuando las galletas estén fuera del horno, ya manejables, pero aún en caliente, las vamos mojando en la mezcla, adornamos con los sprinkles y dejamos secando en una rejilla.


¡¡Cuidado, que son adictivas!!

lunes, 19 de diciembre de 2011

Navidad - Bebidas para compartir una merienda navideña

¡¡Ya está aquí!!

¡¡Ahora sí!!

¡¡Hoy nos metemos de lleno en la semana de Navidad!!

Si bien nos aferramos a estas fechas como si fueran piedras preciosas, y tratamos de degustarlas durante todo el mes de diciembre (desde antes incluso), y no desprendernos de ellas hasta el 6 de enero, lo cierto es que esta es realmente la única, la semana de Navidad. No de las fiestas de Navidades, ni de las dulces fiestas, ni de nada. La semana de Navidad. Con su lotería de Navidad, su Nochebuena, su Navidad, su Papá Noel...


Así que toca prepararnos para esta semana tan entrañable y especial. Hay que saborearla bien, ¡¡que solo se da una vez al año!! Compañía, paseos, salidas, y también comidas, cenas y meriendas, tienen que ser especiales, así que toca meterse en la cocina y compartir.

Empiezo la semana con una buena merienda. Calentita, dulce, con un toque personal y muy rica. Os dejo un par de bebidas para compartir, para mañana he dejado la receta de las Pfeffernüsse que las acompañan, y que hasta el momento son las galletas/bolitas navideñas que he horneado que más me han gustado (lo cual me ha sorprendido, pues en la balanza no las tenía tan arriba como otras).
En cuanto a las bebidas que os traigo, una es un cafecito a los tres chocolates buenísimo, y la otra es un chocolate, que he preparado mezclando cositas del café de calabaza que tanto me gustó, el Epic hot chocolate de Jamie Oliver, y añadiendo mi toquecito de cayena (qué bien pega con el cacao!).


Os dejo las recetas, ¡¡aunque no tienen mucho misterio!!

Chocolate caliente con calabaza
Ingredientes (para 1 taza):
- 200 ml de leche
- 1 cucharadita de Horlicks
- 2 cucharaditas de cacao en polvo (usé Hershey's)
- 1 cucharadita de puré de calabaza (asada y triturada)
- 2 onzas de cacao 70% (usé Lindt, pero Valor también me gusta)
- 1/8 de cucharadita de canela
- Una pizca de sal gorda (opcional)*
- Una pizquita de cayena (opcional)*
Para adornar...
- Mini nubes!
Para servir...
- Azúcar al gusto (yo prefiero no echarlo antes, y que cada uno se sirva lo que quiera...
*Siendo sincera, ¡lo encuentro indispensable!

Preparación:
Aquí no hay misterio ninguno...
1) En un cazo ponemos todos los ingredientes, menos las nubes, y vamos calentando hasta que todo esté bien disuelto e integrado (el chocolate derretido, el puré no se distingue del resto...).
2) Entonces, y bien calentito, lo retiramos del fuego, servimos, adornamos con las nubecitas, ¡¡y listo!!
Si tenemos o queremos, podemos añadir nata montada :)
Y no olvidemos de avisar de que no lleva azúcar, pues con tanto cacao amargo, su sabor a palo seco no es precisamente de dulce :P
También lo he preparado al micro en una ocasión, es simplemente ir calentando todo en intervalos de unos 30-40 segundos, remover, calentar, remover, calentar, hasta que esté todo bien mezclado, y servir.

El café es aún más simple...

Café tres chocolates
Ingredientes (para 1 taza):
- Un mocha de chocolate con leche
- 2 onzas de chocolate blanco (uso el Lindt con un toque de vainilla)
- Casi 2 onzas de chocolate negro (Lindt 70%)
- 1 cucharadita de sirope de avellana (o si vuestro chocolate blanco es normal, podéis poner vainilla)
Para adornar...
- Mini-nubes
Para servir...
- Azúcar al gusto

Preparación:
1) En la tacita en la que vayamos a servir el café echamos los trozos de chocolate, los derretimos un poquito en el micro (no del todo, lo justo para que luego se deshaga bien con el calor del café.
2) Echamos encima el sirope (esto lo hago lo primero para que luego no se me estropee la espumita del café).
3) Preparamos nuestro café en la cafetera y lo servimos en la taza, sobre los ingredientes anteriores.
4) Adornamos con las nubes, echamos azúcar al gusto, ¡¡y acordaos de removerlo bien al ir a tomarlo, para mezclar los chocolates y siropes!!
También podríamos echar unas almendritas picadas crujientes, o nata montada :)
¿¿Cacao o café??

Si no usamos directamente el mocha, vale usar cualquier café, añadirle trozos de chocolate blanco, con leche y negro, el resto de ingredientes, mezclarlo bien hasta que se derrita, ¡¡y ya está!!

sábado, 17 de diciembre de 2011

Navidad - Chocolatinas y dulce de limón


Dulces con un toque navideño para compartir en estas fechas!! Algo sencillísimo y que podemos tener reservado en la nevera para sorprender a las visitas, y que no nos sorprendan ellos a nosotros de vacío (en mi caso sorprende que exista algo tan ¿rústico?).
Las chocolatinas están buenísimas, pero mi favorito es el dulce de limón, ¡¡todo un descubrimiento!!
Las usé en el cumple del taster, y gustaron mucho :)

Las "barritas" (entre comillas) de chocolate tienen el fallo de que las hice demasiado gruesas (como si no pensara que había más capas, vamos), así que la próxima vez las haré más finas. Estas las hemos conservado fuera de la nevera, para que esté más blandito al comerlo (a mí es que el chocolate me gusta tenerlo fuera de la nevera, y solo lo meto cuando me es inevitable, en verano).

El dulce de limón también se puede hacer más finito, aunque con este grosor queda bien, y este sí que es mejor conservarlo en la nevera, ¡claro! Está buenísimo, y queda muy bien con el té. Aunque yo ni soy ni sé mucho de té, así que no sé cómo tengo las narices de soltar tal sentencia y quedarme tan ancha :P

Para la receta de las chocolatinas navideñas me he basado en esta, y las otras he de reconocer que no he logrado dar con la fuente, y he cambiado algún ingrediente de la original, así que es una pena no poder dar con la original...

Dulce de limón
Ingredientes:
- 100 gramos de azúcar (la original pide 200)
- 80 ml de leche evaporada *
- 130 gramos de chocolate blanco
- 50 gramo de mantequilla (fría, en cachitos)
- 2 cucharaditas de zumo de limón (o extracto)
- La ralladura de un limón
- Colorante amarillo
- M&M's (usé de los de cacahuete porque no tenía los simples)

*Supongo que se puede sustituir por leche condensada, suprimiendo el azúcar.

Preparación:
1) Preparamos una fuente o molde y cubrimos con papel de hornear o film transparente.
2) En un cazo, a fuego medio, cocemos el azúcar con la leche evaporada, mezclando continuamente, hasta que llegue al punto de ebullición.
3) Entonces bajamos el fuego y seguimos hirviendo durante 6 minutos. Movemos de vez en cuando. Tiene que hervir, pero si vemos que se está pegando o se comienza a quemar, bajamos el fuego un poquito y ya, no lo retiramos.
4) Pasado ese tiempo retiramos del fuego y añadimos el resto de ingredientes, mientras seguimos removiendo,
para que se derritan bien el chocolate y la mantequilla, y se reparta el colorante.
5) Echamos sobre la fuente o molde y vamos colocando encima los M&M's (en este caso los más navideños!).
Dejamos enfriar fuera de la nevera un par de horas. Pasado ese tiempo marcamos por donde vayamos a cortar y dejamos en la nevera unos 15 minutos como mínimo. Luego ya podemos desmoldar las barritas.
Conservamos en la nevera, ¡¡está buenísimo!!

Chocolates navideños
Ingredientes:
En realidad, esta receta es un poco a ojo, pero bueno...
- Un puñadito de candy melts rojos (separados en dos partes)
- Un puñadito de chips de chocolate blanco (o unas cuantas onzas)
- Un puñadito de Rice Krispies (separados en dos partes)
- Azúcar verde oscuro

Preparación:
1) Preparamos un molde o fuente y cubrimos con film transparente o papel de hornear.
2) Derretimos unos cuántos Candy Melts, extendemos sobre nuestro recipiente, echamos un puñado de Rice Krispies por encima, y reservamos en la nevera.
3) Derretimos el chocolate blanco, echamos encima de la parte que ya tenemos preparada, añadimos otro puñadito de cereales, y reservamos en la nevera otra vez.
4) Derretimos el el resto de Candy Melts y extendemos otra vez. Espolvoreamos con azúcar verde y dejamos enfriar en el frigo antes de cortarlo en cubitos.

Como he dicho, la próxima vez lo haré más fino, especialmente, porque apenas se notaban los cereales, del o gordo que lo hice :P

Chocolates almendrados
Ingredientes:
Para la capa de chocolate negro...
- 30 gramos de almendras tostadas y picadas
- 5-10 gramos de azúcar glass (opcional)
- 30 gramos de chocolate negro
Para la capa de chocolate con leche...
- 30 gramos de almendras tostadas y picadas
- 5-10 gramos de azúcar glass (opcional)
- 30 gramos de chocolate con leche
Para la capa de chocolate blanco...
- 30 gramos de almendras tostadas y picadas
- 5-10 gramos de azúcar glass (opcional)
- 30 gramos de chocolate blanco

Preparación:
1) En primer lugar preparamos una bandeja o fuente cuadrada o rectangular. La forramos con film transparente o con papel de hornear.
2) Picamos los primeros 30 gramos de almendras con el azúcar glass (si es que lo usamos).
3) Derretimos el chocolate negro.
4) Mezclamos bien el chocolate con las almendras y extendemos sobre el molde que hemos preparado y llevamos a la nevera para que endurezca un poquito, mientras preparamos el resto de capas.
5) Ahora solo queda seguir el mismo proceso de picar almendras, derretir chocolate, mezclar y a la nevera con el chocolate con leche, y lo mismo con el blanco.
Otra opción más cómoda es picar todas las almendras (con el glass) y luego dividirlo en tres partes. Seguí el camino largo porque así me entretenía mientras endurecía un poquito el chocolate.
Cuando esté frío lo cortamos, ¡¡y listo!! Aunque el glass es opcional, le da una textura diferente, más cremosa, por llamarlo de alguna manera, que me gustó. Como sabor no creo que aporte mucho, y me gusta más sin el azúcar, yo creo.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Navidad - Un café con sabor a pastel de calabaza

La foto no dice nada...
La foto no dice nada bueno...
No tenía nata para montar...
No tenía mini-nubes para decorar...
Y para colmo, el día estaba más bien oscuro. Tirando a "menudanieblaquenoveomásqueelletreroluminosodelcorteinglésdesdeaquí".
De hecho, menuda niebla que había, que no veía más allá del letrero luminoso del Corte Inglés desde la ventana.

Sin embargo, ¡¡os lo prometo!! Este café está buenísimo!! Tenéis que probarlo!! Merece la pena tanta parafernalia para un simple café!!
Es genial prepararlo, con todos esos olores, y ya catarlo, ni os cuento!!
Sé que es difícil convencer a nadie de nada con estas fotos, ¡¡pero es que está buenísimo!! ¡¡No podía pasar sin enseñarlo!! Y para acabar entre antiguallas y reliquias, ¡¡os lo traigo en su fecha más óptima!! :P


Yo lo tomé con estas galletitas que veis en la foto. Son de la marca Coppenrath, y llevaba meses con el paquete guardado "bajo llave", como oro en paño, porque no quería sacarlas hasta las Navidades. Por suerte, mientras hemos ido degustando otras variedades, porque me hice con un pequeño botín de galletas de esta marca, pero ¡¡ya no me queda nada!! :( ¡Estaban taaaaaaan ricas!
Ahora me arrepiento de no haber traido aún más variedades, pero en fin, compré las Spekulatios con almendra, que me han encantado, aunque me queda la espinita de no probar las de mantequilla, las de chocolate, las de...

En fin, con estas u otras galletas, esta bebida es adictiva, así que os dejo la receta. Y si sois más de chocolate, probad a hacerla con cacao, ¡¡tiene que estar también muy buena!! Yo lo tengo en lista de tareas pendientes, así que tal vez hasta me ponga pesada con el tema otro día ;)
Me basé en esta receta de What's cooking, pero en Internet hay muchas otras, y algunas de ellas lo que preparan es una especie de sirope que luego añades a tu café o chocolate (lo cual, a la larga, es más práctico).
En todo caso, como con todo este tipo de recetas, las cantidades e ingredientes van un poco al gusto!

Café con sabor a pastel de calabaza
Ingredientes (para 2-3 raciones):
- 2 tazas (1/2 litro) de leche
- 2 cucharadas de puré de calabaza
- 1-2 cucharaditas de azúcar
- 1 cuccharada de vainilla (o algún otro sirope, caramelo...)
- 1/4 de cucharadita de canela
- 1/8 de cucharadita de nuez moscada
- 1 pizca de clavo
- Una pizca de jengibre
- 60-80 ml de espresso (usad uno fuerte, el resto de ingredientes le bajan esa intensidad)
Para completar...
Si no queréis que os quede tan soso como el mío, unas ramitas de canela, nata montada, unas nubecitas, alguna chuchería de este tipo le irá bien :)

Preparación:
1) En un cazo mezclamos la leche y el café. Lo ponemos a fuego medio-alto y añadimos el puré de calabaza, azúcar y las especias.
2) Mezclamos bien, para integrar las especias, pero especialmente, para que el puré de calabaza se vaya deshaciendo. Lo cocinamos, removiendo de vez en cuando, durante un buen ratito, cuando esté bien mezclado, podéis bajar el fuego.
Yo lo dejé casi media hora antes de servirlo.

Y ya está listo para servir! También podéis prescindir del azúcar y que cada uno se eche la cantidad que quiera al ir a tomarlo ;)