lunes, 22 de julio de 2013

Una receta para Rosi - Ensalada de peritas con vainilla y gorgonzola

Hace (mucho) más de un mes, Rosi nos propuso poner una ensalada (¡o un montón!) en nuestro verano.
Mirad qué montón de ellas le han preparado ya.
La mía se ha hecho esperar un pelín.
No estaba muy segura de si esta era la indicada. Las ha habido más bonitas. También más de temporada. Pero no tengo pruebas xD No, no, ni un testimonio del taster.



De todos modos, Rosi, ¡¡espero que esta te guste!!
Piensa que, si no, te la voy a presentar al Pon una ensalada en tu Navidad, y no pararé hasta que me digas: "Me gusta, déjalo ya, cállate, he dicho que me gusta".
He usado esas peritas tan monas, las que yo llamo mini o baby, y que a la gente le gusta llamar en realidad se llaman peras de San Juan.
Así no parece tan otoñal.

A los demás, ¿qué os voy a decir?
¡Que tenéis que probar esto! La mezcla de pera y gorgonzola, el chorrito de Disaronno, las adictivas almendras, el toque (obligatorio) de vainilla...

Va, os dejo ya la receta, y os recuerdo que aquí tenéis tooooooooooooooooooodas las ensaladas que le han preparado a Rosi, de Sugg-r. Como veis, no son pocas, pero Rosi es un encanto, y nadie (ni esta torpe) ha querido perderse la ocasión de "cocinarle" algo.

Ensalada de peritas, gorgonzola con vainilla
Ingredientes:
Para las almendras...
- Un puñado de almendras
- Algo menos de 1 cucharadita de aceite
- Un puñadito de azúcar
- Un par de pellizquitas de sal
- Un chorrito de miel
Para las peras...
- 15 gramos (aproximadamente 1 cucharada) de mantequilla
- 1 cucharadita de aceite de oliva
- 1 chorrito de miel
- Las semillitas de 1 vaina de vainilla
- 4-5 peritas pequeñas (de San Juan)
- 1 chorrito corto de amaretto
- 1 chorrito de balsámico
Para acabar la reducción...
- Otro chorrito de miel
- Otro chorrito de vinagre balsámico
Y para terminar...
- Mezcla de ensalada
- Gorgonzola troceado

Preparación:
Primero vamos con las almendras, que podemos hacer días antes (no muchos, o nunca llegarán a la ensalada)...
1) Mezclamos en un bol todos los ingredientes, con ganas, para que se cubran bien las almendras.
Las extendemos en una bandeja de hornear, un pelín engrasada.
2) Lo asamos a 180º durante unos 10-12 minutos.
Acabamos (si no están ya muy doradas) a 200º durante otros 5, o lo que nos aguanten.
Enfriamos unos minutitos en la bandeja, luego las retiramos y dejamos enfriar por completo.
Reservamos en un recipiente hermético, bien cerrado y alejado (que lleguen a la ensalada, ¡por favor!)
Les ha llegado la hora a las peras...
1) Calentamos en una sartén la mantequilla y aceite.
Cuando se derritan, añadimos la miel, y mezclamos bien.
Cuando esté incorporada, añadimos las peras, lavaditas y partidas en mitades y echamos por encima la vainilla.
Las cocinamos por la parte del corte durante unos 10 minutos, a fuego medio-alto.
Las damos la vuelva y cocinamos 5 minutos más.
Otra vuelta más (para que cuando echemos el licor coja el sabor la parte del corte) a las peritas, y añadimos el amaretto, dejamos evaporar 1-2 minutos, y echamos el vinagre, dejando también otro minuto o así para que evapore.
2) Ahora retiramos las peritas y las dejamos enfriar.
Colamos el contenido de la sartén, para retirar la sucieda que han dejado las semillitas de vainilla.
Y otra vez a la sartén, terminamos la reducción...
3) Añadimos al resto de la mezcla donde cocinamos las peras un poco más de miel y vinagre y cocinamos unos minutos, hasta que reduzca considerablemente.
Unos 4-5 a fuego medio-alto son suficientes.
Venga, que ya casi estamos...
4) Colocamos en el plato la mezcla de lechugas, las peritas, repartimos por encima las almendras, el gorgonzola en daditos, y regamos con la reducción.

Hace justo un añito: Una vaga haciendo palmeritas, ¡¡pero eran tan monas y adorables!!
¿Y hace dos? ¡Qué pesada! Una vaga poniendo a su madre a despepitar cerezas ¡¡para preparar estos muffins!!

martes, 16 de julio de 2013

Veggie-hamburguesas de setas y arroz

Lo siento, encuentro la palabra veggie tan cute, que no podría me da la gana de usar otro término.
Como veis, me pasa lo mismo con la palabra cute, para vergüenza (ajena) del taster

No sé si estas hamburguesas de setas fueron la excusa perfecta para poder preparar al taster unas bolitas de salmón.
O si las bolitas de salmón que hice para el taster fueron la excusa que necesitaba para poder probar yo estas hamburguesitas de setas.

Sea como sea, ambos platos me perseguían desde hacía tiempo.
Unas bolitas de salmón con una pinta estupenda, que al taster le gustarían, y que yo pasaba hasta de probar.
Y unas hamburguesas de setas y arroz que no podría comer en compañía del taster, que no prueba nada con setas cuando sabe que están ahí.

En realidad, mejor que una, tener dos excusas para hacer algo, ¿no?
O tres, si había hecho Tijgerbol, algo teníamos que meter dentro.
Estas tortitas de setas y arroz, con el toque picantito del baharat, están buenasquetemueres.
No os las iréis a perder...
¿No?

Aquí os dejo la receta, que encontré en The Gouda Life. En este enlace podéis coger prestados unos Tijgerbol.
La guarnición, unas patatas dulces ralladas con pimentón, siguen esta receta de Princess Misia, másquerecomendadas.

Veggie-hamburguesas de setas y arroz
Ingredientes (para 2-4 hambrguesas):
- Algo más de 1 taza de setas troceaditas (usé surtido)
- 1/2 cebolla morada troceadita
- 1 diente de ajo machacado
- 1/2 cucharadita de especias Baharat *
- 1/2 taza de arroz negro o salvaje cocido
- 2 cucharadas de zanahoria rallada
- 1 cucharadita de ralladura de limón
- 1 huevo L batido (usaremos 30 gramos, poco más o menos)
- 2 ó 3 cucharadas de pan rallado fino
- Sal
- Pimienta

* Mi Baharat biene hecho, pero creo que lleva menta, orégano, canela, cilantro, comino, nuez moscada y algo de cayena

Preparación:
1) Calentamos una sartén con aceite a fuego medio y cocinamos los champiñones y la cebolla durante unos 10 minutos, hasta que se evapore todo el líquido y se doren.
2) Añadimos el ajo, las especias, removemos, y doramos 1-2 minutos más, con cuidado de no quemar nada.
Pasamos a un cuenco y enfriamos al menos 15 minutitos.
3) Mezclamos en un bol amplio el arroz cocido, la mezcla de champiñones que hemos cocinado, la zanahoria y ralladura de limón.
Añadimos más o menos la mitad del huevo (yo puse 30 gramos), pan rallado, sal y pimienta y mezclamos bien.
Según la consistencia podremos necesitar más huevo o más pan rallado.
4) Formamos unas hamburguesas, con ayuda de un aro o cortador y refrigeramos hasta que cocinemos.
Si no tienen mucha consistencia (como en nuestro caso) podemos cocinarlas dentro del aro de emplatar, y quedan perfectas.
Se cocinan con un poco de aceite, a fuego medio-alto, durante 5-7 minutos por cada lado.

viernes, 12 de julio de 2013

El pan que quería ser tigre - Tijgerbol

Sí, ya sé que está muy feo culpar al horno.
En mi caso, también es estúpido, habida cuenta de las veces que he reconocido mi torpeza, impaciencia, falta de técnica, exceso de improvisación...
Pero supongo que él es el culpable de que mis Tijgerbol o dutch crunch rolls no tengan el aspecto de los de las fotos, ese dorado uniforme y perfecto, ese blablabla.

Como veis, no he conseguido el mejor resultado. Tuve que taparlos, y no conseguí que dorasen como God manda.
¿Vosotros domináis a vuestro horno? No sé, el mío es pequeñito, y nunca llegará a los lados tan bien (y rápido) como a la superficie...
Pero, ¿sabéis? eso es lo de menos con estos bollitos, porque están deliciosos, y uno agradece esa corteza rota, aunque no consiga igualar la piel de un trigre.
Además, suelo utilizar la amasadora del robot, pero esta masa se trabaja tan fácil, que lo hice a mano, y en 5-7 minutitos, está bien amasado. ¡Todo son ventajas! ¡Animaos!

Con estas cantidades podéis hacer 4 piezas de 75 gramos, como las de las fotos, aunque podéis preparar 6 bollitos de 50 gramos, e incluso, para hacer mini-bocadillitos, pesad 8 piezas de 35-40 gramos (esta la tengo en mente también).
También lo he encontrado como Tijger brood, pero no sé si esto se refiere más a una pieza de pan grande.

Me da rabia haber perdido el enlace de la receta original, o no sé si mezclé varias. Pero os dejo un enlace a un vídeo estupendo donde hacen un pan delicioso y le ponen una cobertura Dutch Crunch ¡¡con cacao!!

Tijgerbol
Ingredientes (para 4-8 piezas, según tamaño):
Para la masa de pan...
- 125 ml (1/2 taza) de leche templada
- 30 ml (2 cucharadas) de agua templada
- 4 gramos (más o menos 1/2 cucharada) de levadura seca de panadería
- 3/4 de cucharada de azúcar
- 200-230 gramos de harina (yo usé unos 200-210, más o menos, porque no puse toda)
- 15 ml (1 cucharada) de aceite vegetal
- 3/4 de cucharadita de sal
Para el efecto trigre...
- 70 gramos de harina de arroz
- 1/2 cucharada de azúcar
- 1/8 de cucharadita de sal
- 3 gramos de levadura seca de panadería
- 60 ml (1/4 de taza) de agua templada (luego añadí 15 ml más)
- 7.5 ml (1/2 cucharada) de aceite vegetal (yo aquí puse de oliva)

Preparación:
1) Mezclar en un tazón la leche, agua, levadura y azúcar y dejar reposar 5-10 minutos, hasta que espume/burbujee.
2) En un bol amplio ponemos 140 gramos (1 taza) de la harina, añadimos la sal, la mezcla de levadura y el aceite.
Mezclamos con una cuchara de madera hasta que se junte la masa.
3) Ahora añadimos el resto de harina, poco a poco, pero sin miedo, hasta tener una masa manejable, que se separa de las paredes del bol. Yo no llegue a usar los 230, es una masa amigable y fácil.
4) Pasamos a una superficie enharinada y amasamos, hasta uqe esté elástico y suave. A mí, a mano, no me llevó más de 5 minutos, ya os digo que es una masa muy agradable :)
Metemos otra vez en el bol, engrasado, cubrimos con film y un paño y dejamos doblar en un lugar templado durante 2 horas (o lo que os haga falta).
5) Pasamos la masa a una superficie enhariada, la pesamos, y la dividimos en partes iguales.
Formamos bolitas y colocamos en la bandeja, forrada con papel de hornear.
Tapamos con un paño y dejamos levar otros 45 minutos.
Yo hice 4 bolas de 75 gramos, pero según el uso que vayáis a darle os aconsejo 6 bollitos de 50 gramos, y os propongo 8 bolitas de 35-40 (pensad que luego van a crecer un poquito más).
6) Cuando llevemos unos 15-20 minutos de este segundo levado, preparamos la cobertura crujiente.
Mezclamos en un bol amplio todos los ingredientes, con unas varillas, hasta tener una consistencia ni muy espesa, ni muy líquida, algo untable.
Si nos hace falta más agua, añadimos (¡¡poco a poco!!). Mi cobertura estaba muy espesa, y añadí 1 cucharada más, y perfecto (¡creo!).
Dejamos reposar 25-30 minutos, que coincidirán con el final del levado de los bollitos.
7) Cubrimos los bollitos con una capa espesa del preparado de harina de arroz. Lo vertemos con una cucharada, y caerá por los lados, si no lo hace, nos ayudamos de la cuchara para extenderlo (también he visto vídeos donde directamente lo untan con una espátula de metal).
Aunque parezca mucha masa, la utilizamos, hay que cubrirlos bien.
8) Horneamos a 190º durante 25-30 minutos. Podéis coger una pieza y probar si suena hueco por abajo al darle unos golpecitos.
Pasar a una rejilla y enfriar.

sábado, 6 de julio de 2013

Costillas con lavanda, romero y tomillo

Mientras espero a que lleguen mis pacientemente esperadas ansiosísimamente ansiadas vacaciones, hemos preparado unas costillas dignas de barbacoa.
En el horno. Esperamos que en unas semanas sepan a carbón.

A lo que seguro que no sabrán entonces es a lavanda. Mi madre, que adora las costillas de cerdo, me mataría si lo intento. Entre nosotros, ellaselopierde.

Estas costillas con como las típicas de hierbas y ajo, pero con ese toque, muy simpático, de naranja y lavanda, que las hace un pelín diferentes, ¡¡deliciosas!!
Como os digo, y por desgracia, estas (todavía) están hechas en el horno, pero en una barbacoa, tienen que estar de vicio :P

Previamente las he tenido en agua con sal, que les da otra textura y un saborcito muy bueno. Pero es un paso que podéis omitir ;)

¿¿Alguien se apunta?? Si no, ¡¡todas para nosotros!!

Costillas con lavanda, romero y tomillo
Ingredientes:
Si hacemos la salmuera previa...
- Agua
- 1 cucharada de sal por cada taza de agua
- Un puñadito de tomillo, romero y lavanda
Para cocinarlas...
- 1 kilo de costillas de cerdo
- Sal
- Pimienta
- 1 cucharada de lavanda seca
- 1 cucharada de romero fresco
- 1 cucharada de tomillo fresco
- 3 dientes de ajo
- 1 chalota
- 60-80 ml (1/4-1/3 de taza) de zumo de naranja
- Ralladura de 1 naranja (con esta sacamos la cantidad anterior de zumo)

Preparación:
Si hacemos la salmuera previa...
1) Ponemos en un recipiente las costillas.
Cubrimos con agua muy fría, añadiendo 1 cucharada por cada taza.
Luego echamos un puñadito generoso de lavanda, romero y tomillo, y dejamos en el frigo 1-2 horas.
Después retiramos del recipiente y secamos bien.
Las podemos preparar ahora para cocinar o refrigerar.
Y seguimos, o empezamos por aquí...
1) Poner en la picadora la lavanda, romero, tomillo, los dientes de ajo (enteros o troceados), la chalota (troceada de cualquier manera), la ralladura de naranja y picamos, separando de las paredes del recipiente, cuando haga falta, y hasta que se haya picado lo suficiente.
2) Añadimos el zumo de naranja y batimos unos segundos más, hasta que se mezcle todo bien.
3) Salpimentamos la carne y untamos con la mezcla por todas partes.
Lo podemos dejar en la fuente en que vayamos a hornear, o en una bolsita, cerrada herméticamente.
Lo refrigeramos durante al menos 1 hora. Yo lo tuve casi 24 horas, y de cuando en cuando (vamos, cada vez que iba al frigo a por cerezas) le damos un “masajito”.
4) Pasamos el marinado a un cuenco, y la carne a una fuente, pincelando las costillas con un pelín de aceite.
Cocinamos en función grill del horno, a 230º, en la parte alta, durante 15 minutos.
Bajamos la temperatura a 200º, calor arriba y abajo, pasamos la bandeja a la parte baja, pincelamos con un poco con los restos del marinado y cocinamos otros 15 minutos.
Si en algún momento hace falta, lo tapamos con aluminio, para que no se queme; también de vez en cuando podemos pincelar con la mezcla de naranja.
-) Pasado este tiempo, si le hacen falta 5-10 minutitos más, jugamos con la temperatura (180-210º), según lo dorada y hecha que esté ya o que queramos la carne.
También podemos cocinar las costillas sin el marinado, en un pelín de aceite, unos 20-30 minutos, a fuego alto para dorar, y medio para cocinar, y pincelar al final con el marinado, pero lo bueno del horneado es que te olvidas.
¿Y en la barbacoa? ¡Si tenéis opción estarán de muerte!

miércoles, 3 de julio de 2013

Tarta de mini peras con té y crema de leche condensada

Os lo digo de antehorno.
Esta no es una tarta para hacer un día cualquiera.
Solo necesitan un par de cosas: peritas y tiempo.
Peeeeero, que se den ambas no es tan fácil.

¿Qué necesité yo para hacer esta tarta?
Pues ponerme malísima de la garganta y verme un domingo sin poder hablar.
Que mi madre me llamara por teléfono, y en lugar de darme la brasa entretenerme me dijera: "Cuelga, cuelga, tú así no hables".
Que cuando voy a colgar a mi madre, justo entonces, me llamara el taster y me dijese: "Pon el Skype", y luego, tras oírme: "No, no lo pongas, qué voz más horrible, pareces Kohn".
Entonces, ves una salida. No puedo hablar, no. Pero hay otros divertimentos. Buscar quién es Kohn. Kohn, en Youtube, es muchas cosas.

Pero espera, si tienes peritas mini, ¡hay plan B! Podrías hacer tarta.

¿Y qué hace falta para tener esas peritas?
Haber estado el finde anterior en casa. Haber comprado pimientos enanos, solo porque son enanos, y encasquetárselos a tu madre.
De modo que, cuando compras peritas pequeñas, solo porque son pequeñas y bonitas, no hay narices de plantárselas también a tu madre en casa, y que te diga: "¿Qué te crees, que soy el trastero de almacenaje de tus traumas con las cosas pequeñas? Bastante con almacenarte los libros, la ropa que no está en temporada, la que no usas pero no quieres tirar, el bikini en invierno y las mantas en verano, las flores que matas, el...".
Total, tú, por miedo, y porque ya harás algo con ellas (aunque seas más pro-manzana que pro-pera), te las traes a casa.
En fin, para hacer esta tarta hacen falta dos cosas, y que las dos lleguen juntas: Un viaje de más de 400 km (y los de vuelta, si quieres regresar), y estar asquerosamente mala en el último fin de semana de junio.
No sé si os recomiendo esto último, pero la tarta está buena quetemueres.

Imaginaos una base especiadita (me la llevé de Un déjeuner de soleil), una capa de crema dulce, hecha con leche condensada (no era exactamente dulce de leche), unas peritas al té, y una crema de nata y té (una tarta que vi en Little Box Brownie).
Pues todo eso os traigo.

Por cierto, esta tarta, que ahora igual no os resulta apetecible, la podemos rescatar en la temporada otoño-invierno, yo lo haré fijo. En esas fechas tal vez no haga falta tanta parafernalia a modo de excusa para prepararla. 

Tarta de mini peras con té y crema de leche condensada
Ingredientes (molde de 20 cm de diámetro):
Para la base...
- 200 gramos de harina
- 1 cucharada de azúcar
- 1 cucharadita de especias para pastel de manzana (clavo, jengibre, nuez moscada, canela, cardamomo...)
- 1 cucharadita de sal
- 90 gramos de mantequilla
- 1 huevo L
- 20 gramos de agua
Peras al té...
- 8 peritas mini
- 3 tazas (750 ml) de agua
- 100 gramos (1/2 taza) de azúcar
- 2 bolsitas de té de Navidad
Dulce de leche condensada...
- 360 gramos de leche condensada
- 40 gramos de mantequilla
Topping...
- 125 ml de nata de montar
- 2 bolsitas de té de Navidad
- 50 g de mantequilla
- 100 gramos (1/2 taza) de azúcar
- 1 taza (unos 140 gramos) de harina
- 1 huevo L

Preparación:
Preparamos la base...
1) Mezclar la harina, azúcar, especias, sal y mantequilla y mezclar con las manos, trabajando con alegría, que hace calorcito.
2) Añadir el huevo y mezclar bien, con las manos, hasta que esté homogéneo.
Si hace falta, agregamos el agua e integramos.
Extendemos la masa, envolvemos en film transparente y refrigeramos al menos 2 horas.
3) Luego colocamos la masa en el molde (estirando si hace falta, recortando donde toque...), pinchamos por la superficie y refrigeramos mientras preparamos el resto.
Peritas...
1) Podemos pelar o no las peritas. Yo no las pelé, pero si las corté la parte de abajo, para hacerles un pie.
Las ponemos en un cazo con agua, azúcar y té.
Las cocemos a fuego medio durante 30 minutos, o hasta que estén blanditas.
Sacar del fuego y reservar.
Y el toffee-dulcedeleche...
1) Poner en un cazo la mantequilla y leche condensada y cocer, manteniendo un suave hervor, a fuego medio, hasta que la mezcla se ponga doradita, sin que llegue a coger color dulce de leche, y sin parar de remover (o se nos quemará, se pegará al fondo, no queremos saber qué podría pasar...).
2) Cuando lo tengamos, dejamos enfríar unos minutos (por ejemplo, mientras pesamos los ingredientes, o fregoteamos algo, o comprobamos si ya nos ha vuelto la voz.
Y pasados estos minutos, lo repartimos sobre la base, alisamos la superficie, y refrigeramos.
Y ahora sí, viendo que seguimos sin voz, nos ponemos tranquilamente con la crema de nata y té...
1) Calentamos la nata, echamos las bolsitas de té y dejamos 4-7 minutos.
Retiramos las bolsitas de té y añadimos al cazo de la nata el azúcar y la mantequilla.
Calentamos a fuego bajito, hasta que se derritan y mezclquen.
2) Fuera del fuego añadimos la harina, con una espátula, y luego el huevo, y batimos bien.
3) Colocamos por la base de caramelo las peritas.
Vertemos la masa por encima, y damos un meneo al molde, para que cubra los huecos.
4) Horneamos a 170º durante 45 minutos.