jueves, 15 de agosto de 2013

Helado de limón y coco

¡¡¡Otro helado!!!
Solo siento que no sea este sabor.

El helado de limón no está entre mis favoritos. Cuando hablamos de helados de frutas, soy más de sorbete de frambuesas o cerezas, de helado de plátano o mango...

Sin embargo, un helado de limón, con base de crema, en lugar de sorbete... ¡¡eso sí me gusta!!
Y qué mejor manera que usando lemon curd. Si la base de nuestros helados es muchas veces una especie de natilla o crema pastelera, ¿qué otra cosa es el lemon curd?
¡Pues no hay duda de lo que va a salir usándolo para un helado!
Además de delicioso, muy suave para aquellos que gustamos del limón, pero no de su estado más intenso, sale un helado cremosísimo. Hay recetas que dan helados más cremosos, otros menos... Pues esta es de esas que lo pruebas con el paso de los días y sigues sin creértelo :P
Y para no dejarlo así de soso... ¡¡un toque de coco!! En este caso no era rallado, sino coco laminado y tostado.
Unos arándanos le irían de muerte.

Lo que pasa es que el limón es uno de los sabores favoritos del taster, él pasa de arándanos, ¡¡y este era su helado!!
A los que sí coméis arándanos sabéis los que es bueno, os dejo la sugerencia.

Y a ver qué os parece. Yo no lo hice porque no tenía, pero... ¡¡leche de coco en lugar de la de vaquitas!!

¡¡Que aproveche!!

Para personas ocupadas, que necesiten algo más rápido, o que busquen algo más ligerito, como mi amiga Merle, a la que ahora le faltan horas en el día, no os perdáis el 'típico' helado mágico de un solo ingrediente, el otro día lo preparó Akane, de Albahaca y Canela, para Directo al Paladar.
Y le podéis poner un poco de cacao en polvo, mantequilla de cacahuete, nutella... 

Helado de limón y coco
Ingredientes:
- 300 ml de nata de montar (35% M.G.)
- 150 ml de leche
- 80 gramos de azúcar
- 1 pizca de sal
- 1 cucharada de ralladura de limón
- 3 yemas L
- 1 chorrito de vodka, ginebra, Limoncello (opcional)
- 150-180 gramos de lemon curd o crema pastelera de limón (comprado o hecho en casa, mi favorito es este de David Lebovitz)
- Unos 75 gramos de coco laminado tostado

Preparación:
Como siempre, preparamos un bol amplio lleno de hielos y algo de agua fría, y otro más pequeño para echar la crema base cuando esté lista. Esto acelera el enfridao, hace que deje de cocinarse, podremos refrigerar antes la base y... ¡¡tendremos antes nuestro helado!!
1) Calentar en un cazo la nata, leche, azúcar, sal y ralladura.
Mientras, en un bol amplio, batimos las yemas.
2) Añadir parte de la mezcla caliente a las yemas, sin dejar de remover, y luego devolver todo al cazo, sin dejar de batir.
Ahora cocinamos hasta formar una natilla, a fuego medio o medio-bajo.
Hay que tener cuidado de que no cuezan los huevos, hay que conseguir que espese como una natilla, que cubra la cuchara, controlando constantemente la temperatura. Si se cuece el huevo y se forman grumos, pasamos por la batidora de brazo y no se lo contamos a nadie, pero no creo que pase.
3) Cuando tenga la consistencia necesaria, añadimos el licor y el lemon curd, batimos bien para que se integre, pasamos a un bol y metemos éste en el recipiente con hielos.
Cuando enfríe por completo, pasamos al frigo, al menos 4-6 horas.
4) Pasado este tiempo preparamos en la heladera, según instrucciones del fabricante.
Nostros este lo tuvimos 25 minutos, cuando quedaban 3-4, añadimos el coco laminado.
Una vez hecho, pasamos a un recipiente hermético, y dejamos unas 2-3 horas como mínimo antes de servir.

Hace justo un añito: Fue aquella vez que, para acabar con las sobras que tenía por la nevera, bajé a comprar un montón de cosas más...
¿Y hace dos? ¡Qué pesada!

lunes, 12 de agosto de 2013

Schwarzwälder Kirsch Eis... O simplemente, helado Selva Negra

Mmmmm, Mövenpick.
Mejor voy a dejar ese tema. Acabaría por salir a la luz Betty Bossi. Y entonces, el taster iría a su casa (no la de Betty, sino la de nuestra galletera favorita y embajadora de la Navidad casi-oficial) y habría más que palabras.
Taster, mira lo que tiene Akane para hacer Spätzle, ¡¡es de Betty Bossi!! Igual que las ensaladas, los sándwiches, y el sushi-sándwich, ¿¿te acuerdas?? ¡¡¡Pero no llores, no fue para tanto!!!

Y además, este de hoy no es un Mövenpick...
Porque hoy no he hecho trampas.
Esta vez me lo he currado yo solita.
Bueno, vale, mi madre despepitó las cerezas, y sé que eso es lo más duro de este helado.

Del último viaje me traje todos los licores habidos y por haber, de aquí y de allá.
Buena parte de ellos, de la Selva Negra.
No podía faltar el de cerezas, ¿verdad?
Ya sabéis, yYo no bebo nada (casi), pero ¡¡no me digáis que un licorcito no le da alegría a cualquier plato!!
Algunos, como el de mazapán me lo reservo para Navidad.
Las cremas de licor, esas sería sacrilegio no beberlas sin más floritura que un vasito.
De Kirsch traje una buena provisión para hacer una Schwarzwälder Kirschtorte (o un par de ellas...).

¡¡Y una parte ya la hemos catado en helado!!
La tarta Selva Negra está deliciosa, sí. ¡¡Pero en verano se hace más apetecible (y más rápido, y más fácil) un helado!!

¿¿Quién se apunta??
Está hecho con una base de nata y Kirsch, lleva cerecitas maceradas en Kirsch, y ¿cómo no? Pepitas de chocolate.
Si os gusta más, podéis hacer la crema de chocolate (con o sin licor) y ponerle los trocitos de cerezas con licor, o bien usar cachitos de bizcocho o brownie en lugar de chocolate ralladito.
Pero eso sí, con mucho Kirsch (que lo digo porque ayuda a la textura del helado, ¡oiga!).
Ya sabéis que las bases con huevo me gustan más, por la textura que aportan, pero con una base con más sabor a nata, sin huevos, seguro que queda un sabor más a tarta Selva Negra :P

PD: No podéis morir sin probar este sabor, le perseguía hace siglos, y por fin ha caído.
PPD: Bueno, si a ti no te sienta muy allá, déjalo estar, prefiero que no mueras probándolo.
PPPD: Taster, hace otra Vignette?

Helado Selva Negra
Ingredientes:
Para las cerezas...
- 150 g de cerezas (peso despepitadas)
- 1 cucharada de azúcar
- 30 ml (2 cucharadas) de Kirsch
Helado...
- 200 ml de leche (preferiblemente entera)
- 250 ml de nata de montar (35% M.G.)
- 75 gramos de azúcar
- Pizca de sal
- 3 yemas
- 45 ml (3 cucharadas) de Kirsch
Y...
- Aproximadamente 50-70 gramos de chocolate rallado

Preparación:
Hay que preparar las cerezas antes, y lo mismo podemos hacer con el chocolate, para mantenerelo frío, o bien después de hacer la "natilla", puesto que esta pasará unas horas en la nevera...
1) Despepitar las cerezas, partirlas en cachos desiguales (al gusto) y mezclarlas en un bol amplio con la cucharada de azúcar y las dos de Kirsch.
Meter en el congelador.
Rallar el chocolate con el grosor que queramos (nosotros lo hicimos finito, se integrará más en el sabor del helado) y dejar en la nevera.
2) Calentar en un cazo a fuego medio-alto la leche, nata, azúcar y sal.
En otro recipiente, batimos bien las yemas.
3) Cuando el contenido del cazo esté caliente, incorporamos una parte a las yemas, sin dejar de remover.
Devolvemos todo al cazo yseguimos cocinando, a fuego medio, removiendo constantemente hasta que la crema se espese, como una natilla, y cubra la cuchara o espátula.
Si vemos que se van a cocer las yemas, bajamos el fuego, si la liamos y se nos llena de grumitos, pasamos por la batidora de brazo. En principio, no tendría que pasar nada de esto si mantenemos el control de nuestra cuchara :P
4) Retiramos del fuego, pasamos a un bol, que estará dentro de otro más grande que habremos llenado de hielos.
Añadimos el Kirsch, mezclamos bien y removemos un par de minutos, para que deje de cocinarse la crema.
Cuando esté fría refrigeramos al menos 4 horas.
5) Una vez enfriada la crema, la vertemos en la heladera y preparamos, según instrucciones del fabricante.
Nosotros lo tuvimos 30 minutos, y añadimos el chocolate rallado y las cerezas al licor cuando llevaba 25.
Pasamos a un recipiente hermético y congelamos al menos 2 horitas antes de probar.

viernes, 9 de agosto de 2013

Bollitos con trampas - Sonntags-Brötchen

Esto es lo único que he cocinado desde que estoy de vacaciones.
Bueno, esto, y las bases para los helados.

Unos panecillos estupendos, se hacen sin manchar nada, no dan trabajo, los tienes listos en menos de media horita...
Son ideales para el desayuno, pero aún más estupendos para las hamburguesas de la barbacoa de domingo.

Sonntags-Brötchen se llaman, es que hasta el nombre lo tienen cuqui.

Bueno, y estaréis pensando: "Déjanos ya la receta, que nos has dicho que no manchas nada y los tienes en media hora".
Vaga y estafadora. Lo he vuelto a hacer. Botín de nuestro viaje. Se llaman Sonntags-Brötchen, son de Knack&Back.
Ya sabéis (o no) que me encanta ir de supermercado en supermercado cuando viajo. Y esta vez, estando en cuatro países distintos, tenía que catar algo en cada sitio.

Una de las compras fue esta. Estaban ricos ricos. Solo os digo que el taster apareció en al cocina antes de las 11 de la mañana. Y no, eso no es habitual si no tiene al lado un despertador gritando.

Y aquí estoy yo. Todo para deciros que sigo de vacaciones, que hago el vago, que como helado... ¡¡y que hago panecillos llenos de trampas para las barbacoas del domingo!!

Sonntags-Brötchen
El proceso, os podéis imaginar, es complicado, sacamos de la nevera, abrimos, cortamos en 6 panecillos, y al horno, 15 minutitos. En serio, a veces merece el sacrilegio esta trampa. No miréis mal, que de París me traje una masa parecida para croissants.
Sí, sacrilegio para los panarras, pero no me digáis que no es simpático el bichín de Pillsbury, así cualquiera cae cuando ve el envase en el super.

sábado, 3 de agosto de 2013

Bolitas de salmón (para gente que no come setas) y guarnición de patata dulce al pimentón

¡¡Pasad, pasad!! ¡¡No os habéis equivocado!! Tampoco estáis en un bloj nuevo y superguay.
¡¡Soy yo!!

¡¡Que sí!!

Que nooooooo, que nadie está utilizando mi identidad mientras estoy de vacaciones.

Que es que una vez le prometí al taster que le haría salmón, en hamburguesitas, bolitas, o algo. Y cuando vi estas bolitas tan geniales en Sweet Affair se las enseñé.
Y un buen mal día, decidí por fin cumplir mi promesa amenaza.

Qué mal lo paso oliendo, tocando y manoseando pescado, jolín. Y menos mal que era salmón. Y aún así iba yo con el kit de emergencia (no preguntéis, es suficiente con que mi madre y el taster lo sepan).

Evidentemente, yo di un mordisquito, y nada más, y por curiosidad, que no tenía ni intención de probar. Y bueno, para no gustarme el pescado, de textura estaban bien, la próxima vez (¿próxima?) pondría más jengibre, y de sabor las vi normales. Al menos no tuve que escupir en el plato (del taster).

Si os animáis, si os gusta el salmón, si os apetece la mezcla, os dejo la receta, la he sacado de Sweet affair, en la que lleva un arroz rosa con remolacha. ¿Alguien se apunta?
¿Gente rara de esa que no come setas como el taster y las finesas de palo?

Bolitas de salmón con jengibre y cilantro
Ingredientes (9 bolitas):
- 240 gramos de salmón
- 1 cucharadita de jengibre molido
- 1/2 cebolla pequeñita picadita
- 1 diente de ajo picadito
- 1 cucharadita de salsa de soja
- Unas hojitas de cilantro picaditas
- 1 yema de huevo
- Sal
- Pimienta
- 1 cucharada de harina (y algo más si hace falta)

Preparación:
1) Preparar el salmón: fuera piel, fuera espinas, y troceado bien finito en taquitos muy pequeños.
2) Mezclamos en un bol el salmón, jengibre, ajo, cebolla, soja, cilantro y yema, mezclamos bien y salpimentamos.
Agregamos la harina, primero una cucharada, y luego más, hasta tener una consistencia que nos permita formar bolitas, pero que no sea una plasta, que van a ir al horno, no se van a romper tan fácilmente como en sartén.
3) Con las manos formamos bolitas, las rebozamos bien en harina y las pasamosa una bandeja de hornear forrada con papel y engrasada.
4) Horneamos a 180º durante 10 minutos, subimos la temperatura a 200º y dejamos 5 ó 10 minutitos más.
En la receta original se cocinan a 180º durante 15-20 minutos.

La guarnición que yo os propongo es una de patata dulce y pimentón de Princess Misia, un plato del que ya os hablé hace unas semanitas...

Patata dulce con pimentón
Ingredientes:
- 1 patata dulce
- 1 cucharada de aceite de oliva
- 1/2 cucharada de pimentón ahumado
- Tomillo (u otra hierba)
- Sal
- Pimienta

Preparación:
1) Pelamos la patata dulce, la rallamos, y dejamos que se seque bien, si es necesario, con ayuda de papel de cocina.
2) Calentamos aceite en una sartén a fuego medio-alto.
Cuando esté caliente, añadimos la patata echamos el pimentón y el tomillo y mezclamos bien.
Cocinamos durante 4 minutos, removiendo de vez en cuando.
3) Tapamos y dejamos cocinar otros 3 minutos.
Echamos sal y pimienta, y servimos.
Hace justo un añito:
¿Y hace dos? ¡Qué pesada! Hice panecillos (rápidos) de cerveza