martes, 31 de diciembre de 2013

Navidad - Más feliz que un regaliz

Sí, soy monguel.

Pero no iba a despedir el año con una entrada lógica. Aunque bueno, me lo vais a perdonar después de probarlo, esto está tan bueno que, si vuestra madre no fuera mi madre, ¡¡hasta os habría encantado incluirlo en el menú de Nochevieja!!

Lo de pato feliz suena mucho a restaurante chino (de barrio), pero en este caso es feliz por el regaliz.
También se supone que lo es porque este patito creció alegra y contento en una granja. Porque sí, sigo con los pollos y los patos de mi padre quemimadremeencasqueta.

Está bueno quetemueres. Hasta el taster, que pasa de fijarse en esas cosas, está de acuerdo.
Me servía además para usar regaliz en polvo. ¿Cómo te ha dado a ti, que solo comes regaliz rojo, por comprar regaliz en polvo?
No, esto no me lo habéis preguntado, porque no sabíais que soy de regaliz rojo. Pero os lo voy a contar igual.
Fue la respuesta (junto con un millón de cosas más y unos hipopótamos geniales) de mi finlandesa de palo favorita, a un paquetito de lavanda que le mandé hace unos meses.
Que me dijo: "Ya que de lo mío no vas a comer estas fiestas, hazte algo con regaliz, infantiloide".

Ya sabéis (o no) cómo soy, en cuanto me vi ante tantos ingredientes nuevos, me puse a investigar y escarbar.
Y di con una receta estupenda, esta. Es ideal, porque se nota el sabor del regaliz, pero necesita llevar algo más, en este caso la soja, el anís y la canela; estos suavizan su sabor, peeeeeeero no lo tapan, el regaliz es el predominante, pero no abusón, mientras la canela y el anís no se notan como tal.

¿Quién se cree que un sabor nada invisible como el anís o la canela van a hacer esto? Yo no lo pensaba, ¡pero así es!

Pato feliz (Pato con regaliz)
Ingredientes (para 2 personas):
- 1 magret de pato
- 30 ml de soja
- 30 ml de agua
- 15 ml de vinagre de arroz (podéis usar jerez o vino blanco o lo que tengáis)
- 1 cucharadita de azúcar de caña
- 1 cucharadita de regaliz en polvo
- 1 estrella de anís
- 1 palito de canela
- 1/2 cucharadita de aceite de sésamo
- 1-2 cucharaditas de aceite de oliva, para cocinar el pato

Preparación:
1) Mezclar en un cacito la soja, agua, vinagre, azúcar, regaliz, anís y canela.
Llevar a ebullición y luego cocer a fuego bajo durante 10 minutos.
2) Sacar del fuego y añadir el aceite de sésamo.
Reservar 1-2 cucharadas de esta salsita.
3) En una bolsa de zip, o bien en una fuente o fiambrera, ponemos el pato, añadimos el resto de la salsa (podemos retirar o no el anís y la canela, yo sí lo quité), y dejamos marinando en el frigo durante 8-24 horas.
Yo uso una bolsa, y así de cuando en cuando le doy un masajeo meneíto al pato.
4) Sacar el pato 10-15 minutos antes de cocinarlo y secar bien bien el marinado.
Calentar aceite de oliva en una sartén y dorar por el lado de la piel a fuego medio o medio-alto durante 2-3 minutos.
Dar la vuelta y cocinar por el otro lado, a fuego medio durante 5-8 minutos.
Otra opción es simplemente sellarlo por ambos lados y meterlo al horno a 180-190º durante algo menos de 10 minuto.
5) Dejamos en un plato el magret, cubierto con papel de aluminio, durante un par de minutos.
Luego cortamos en rodajas finas y regamos con la salsa que habíamos reservado al preparar el marinado.
Hace justo un añito: Hice una tartita de mascarpone, uvas y champagne para despedir el año :)
¿Y hace dos? ¡Qué pesada! ¡¡Desayunos para regalar, si se os pasó en Navidad, os vale para Año Nuevo o Reyes!!
Spam de la casa: Más recetas navideñas en mi chachi-índice

lunes, 30 de diciembre de 2013

Navidad - Troncomisú

Ya os conté que en mi casa, la tarde de Nochebuena se armó el Belén (antes de tiempo).

Y es que el taster tenía la misión de repetir esta hazaña (la de los copos de nieve, no la de cocinar como un guarro), para decorar el árbol de Navidad.

Mi madre no nos deja pisar la cocina esos días. A no ser que vayamos a estar acompañándola, sentados, sin tocar nada y lejos de su área de influencia. Pero aaaaaaaaaah, cuando vio el Decopen, el chocolate, las plantillas, al taster jugar, se le fue todo. Yo pensaba que hasta se olvidaba de la cena. Y el resultado fueron cosas como estas. Sigo pensando en lo bien que vendría un niño por casa al que echar la culpa de estas cosas. Pena que prefiera los gatos...
Tendríais que haber visto el miedo que pasé cuando se pusieron el taster y mi madre a decorar el árbol, discutiendo el los dos sobre qué poner y qué no, el taster todo violento tirándole (casi a la cara) a mi madre un copo de nieve de chocolate, mi madre rompiendo un copo del taster y echándole la culpa, los dos poniendo y quitando un pájaro, recargando y desrecargando mi tronco.

¡Qué agonia! Pero aquí está el tronco de Navidad 2013 (sí, como las boutique de la repostería, yo), usando la técnica que aprendí el año pasado con este de castañas, pero utilizando el sabor de la tarta de tiramisú más perfecta del mundo mundial. Porque sabía que este sabor tan suave y tan poco empalagoso podía triunfar con dulceros y no dulceros. ¡¡No os lo perdáis, que está bueno-bueno!!

Troncomisú
Ingredientes:
Para la base...
- 3 huevos L
- 100 g de azúcar (usé glass, puede ser normal)
- 100 g de harina tamizada
- Un chorrito de Kahlúa (opcional)
Para empapar la plancha...
- 15-30 ml de amaretto
- 20-40 ml de Kahlúa
Relleno...
- 1 hoja de gelatina
- 2 huevos L, separados
- 30+30 gramos de azúcar glass
- 250 gramos de mascarpone, temperatura ambiente
- Un chorrito de Frangelico (opcional)
Decoración...
- 200 gramos de chocolate negro
- 50 gramos de mantequilla
- 50 gramos de agua
- Sprinkles, dibujos de chocolate, galletitas, o la decoración que queramos

Preparación:
Para la genovesa...
1)Batir los huevos, añadiendo el azúcar en dos veces.
Ha de clarear, ponerse esponjoso como una mousse, y triplicar su volumen.
2) Ahora añadimos la harina tamizada y mezclamos suavemente, con movimientos envolventes, para que no se pierda el aire.
Agregamos el licor, si usamos, y mezclamos.
3) Extendemos en la bandeja del horno, forrada con papel de hornear, entre 0.5 y 1 mm de grosor (para poder enrollarlo).
Horneamos a 190º durante 10 minutos.
4) Colocamos la plancha en un paño humedecido y reposamos 5 minutos (esto es para que el bizcocho no se seque al enfriar).
Pasados los 5 minutos enrollamos la plancha, con el trapo, apretando bien, y dejamos 10 minutos.
Y ya podemos empapar y rellenar el tronco, cuyo relleno haremos mientras...
1) Remojamos la gelatina en agua fría.
Montamos las yemas y azúcar hasta que estén claras y como una mousse.
2) Mezclamos cuidadosamente con una espátula las yemas montadas y el mascarpone.
3) Montamos las claras a punto de nieve con sal y el azúcar glass
Se las añadimos cuidadosamente, con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba a la mezcla de mascarpone.
4) Escurrimos la gelatina y la derretimos 10 segunditos en el micro.
Mezclamos bien con la crema de queso y añadimos también el corrito de Frangelico, si usamos. No habrá grumos porque la hemos derretido, pero hay que mezclar bien para saber que se nos reparte.
Y al lío...
1) Pincelamos la mezcla de Kahlúa y Frangelico por todo el bizcocho.
Untamos la crema de mascarpone, dejando libre un extremo.
Enrollamos la plancha con cuidado, sin apretar demasiado, y envolvemos en film transparente o en un trapo.
Si vamos con prisa, congelamos 20 minutos, y si está todo planificado, dejamos en el frigo 8-24 horas antes de desenvolver y decorar.
Cobertura de chocolate...
1) Derretir el chocolate, mantequilla y agua.
Verter por el tronco y dejar reposar 15-30 minutos (nosotros lo dejamos fuera del frigo, porque mi madre no nos dejaba abrir la nevera).
Si queremos que quede más bonito, cortamos los extremos con un cuchillo, y podemos hacer una rama, pegándola a la parte de arriba del tronco con algo de chocolate derretido.
2) Pasado este tiempo, ponemos al taster a hacer formitas con un tenedor,
Y ya solo queda decorar, o dejar que tu madre y tu novio estén a punto de cargarse tu obra de arte mientras se pelean para ver cómo y con qué adornarlo.
Hace justo un añito:
¿Y hace dos? ¡Qué pesada! ¡Castañas! Postre frío de chocolate y castañas.
Spam de la casa: Más recetas navideñas en mi chachi-índice

sábado, 28 de diciembre de 2013

Navidad - Licor de Nutella y ron

¡¡Tengo copas nuevas!!
Toca regalo. Que estas fiestas aún no había puesto ninguno, pero aún estamos a tiempo, ¿verdad?

Y no hace falta regalarlo todo, ¡claro!
Es un licor con ron y Nutella, una receta de Rosi, de Sugg-r. Cuando lo vi, supe que tocaba hacerlo, y en Nochebuena se vino con nosotros. No es lo único que Rosi ha puesto en nuestra mesa, ¡ya veréis, ya!

Le damos las gracias también por la receta, y al taster por el avituallamiento.
Mikado y cacahuetes con chocolate, ya nos vale hasta de postre :)
Son unos minutitos, no mancha nada, y además, es la excusa perfecta para enseñarnos mi nueva adquisición (me refiero a la copa, natürlich).

Como veis en la foto, hay algún grumillo de Nutella (las bolitas no son grumos, son cacahuetes de chocolate negro). Esto es porque, al pasarlo de la botella de plástico a la de cristal, íbamos a colarlo, pero en el momento en que lo probamos, aún no lo habíamos hecho.
Hasta dos días después de hecho no lo probamos en condiciones, pero según pasan los días se mezclan mejor los sabores, así que se puede decir eso de "sabe mucho mejor el día después".
Finalmente viajó a casa en botella de plástico, nunca conoció una botella de cristal, y jamás fue colado. Si lo vais a regalar en condiciones, no seáis tan cutres, please.

Licor de Nutella y ron
Ingredientes (para unos 750 ml):
- 350 ml de leche evaporada
- 150 gramos de Nutella
- 200 ml de leche condensada
- 100-150 ml de ron añejo (yo puse 150, pero creo que si lo dejáis en 100-120 ml será más apto para todos los públicos adultos)

Preparación:
1) Calentar en un cazo (o en el micro) la mitad de la leche evaporada.
Añadir la Nutella y mezclar, hasta que esté bien derretida y el batido bien homogéneo.
2) En el mismo recipiente u otro más grande añadimos el resto de leche evaporada, la leche condensada y mezclamos un poco.
Agregamos el ron (podemos empezar por 100 ml e ir probando) y mezclamos bien.
Enfriamos, echamos en una botella o en botellitas pequeñas y refrigeramos.
A la hora de decorarlo, os dejo con Rosi, que ya veis que no es lo nuestro, ni lo suyo de él.

Hace justo un añito:
¿Y hace dos? ¡Qué pesada! Muslitos y costillas con sirope de arce
Spam de la casa: Más recetas navideñas en mi chachi-índice

viernes, 27 de diciembre de 2013

Navidad - Pato con cardamomo y uvas al Glühwein

Os traigo otro plato salado un pelín festivo (aunque es tan delicioso y simple que se puede preparar cualquier día), otra vez pato (¡¡tenéis que probar esto!!)

Seguimos con los animalitos de la granja de mi padre, además del pollo, mi madre me endosó un pato, al que os iré presentando por partes (sí, lo mío es festival del humor). No le cojáis mucho cariño, por favor.

Para esta receta he usado muslo, pero la original, que fiché hace tiempo en Nutmegs, seven, usa una pechuga de oca, y pienso que tampoco es mal sabor para asar un ave entera.
Las uvas que envician
Así que, a los que os van los sabores diferentes, pero suaves (porque eso sí, me sorprendió y gustó lo suave que estaba), y a las que tengan garam masala y cardamomo por un tubo (y nunca mejor dicho), os animo a probar la receta. Apenas he tocado nada de la original (usé Glühwein, reduje el jengibre y omití alguna cosilla), que podéis ver en Nutmegs, seven, servdo con un cous cous de granada.

Bueno, y a los que no penséis catar esta carne, ¡¡no dudéis en preparar las uvas para cualquier otra cosa!! ¡Son un vicio!

Pato con cardamomo y uvas
Ingredientes:
- 2 muslos de pato
- 6 vainas de cardamomo
- 2 dientes de ajo
- 2 cucharaditas de jengibre fresco rallado
- 1 cucharadita de garam masala
- 1/4 de cucharadita de sal
- 2-3 cucharaditas (10-15 ml) de aceite
- Un racimillo de uvas
- Un chorrito de Glühwein (usé este vino especiado, pero se puede usar un vino tinto normal)
- Sal
- Pimienta
- Tomillo o romero

Preparación:
1) Sacamos las semillitas del cardamomo y machacamos junto con el ajo, jengibre, especias de garam masala, sal y aceite, hasta tener una pasta.
2) Untamos por la pieza de pato y dejamos en el frigo al menos 4 horas.
3) Ponemos las uvas en una fuente y añadimos el vino, sal, pimienta y algo de tomillo.
Horneamos a 190º durante 20 minutos, dando la vuelta una vez si no están del todo sumergidas.
3) Cocinamos el pato. Siendo muslo, prefiero asarlo a 200º durante 20 minutos, tapando cuando la piel se dora.
Si es magret, prefiero dorar en la sartén, a fuego alto, 2-3 minutitos por cada lado, y luego terminar en el horno, a 180º.
Servir con las uvas y un poquito de los líquidos de su fuente.
El papá-pato

Hace justo un añito:
¿Y hace dos? ¡Qué pesada! Os enseñaba esta patochada.
Spam de la casa: Más recetas navideñas en mi chachi-índice

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Pesadilla antes de Navidad - Haberlas, haylas

¡¡¡Buenas (y felices)!!!
Pensaréis que qué hace esta pesada publicando el día de Navidad. Pues es que este es mi bloj, tenía que compartir algo, y además, no tengo WhatsApp.

Ayer sucedió en casa algo peor que esto [Haz clic, ¡es novedad!]

Traje un tronco de Navidad a casa de mis padres para Nochebuena. Aún sin la cobertura y la decoración. Y el taster y mi madre casi la lían más que parda.
Bueno, que teníais que ver al taster gritando a mi madre: "Eso noooooo" y lanzándole un copo de nieve de chocolate encima. Y es que vosotros no habéis visto al taster cuando se pone violento, ni a mi madre cuando se pone cabezona.
Al menos, la tarde cocinera fue menos tensa que otros años.
Como que mi madre se la pasó jugando con el chocolate.

Y a todo esto, esto que veis es lo que tenía que compartir, las artes de mi madre. Y  mi tía, que le decía: "¡Qué bonito te ha quedado el muñeco de nieve".

Que no os lo creéis, pero mi madre había usado un modelo de muñeco de nieve (una figurita de roscón, vamos). Ya ves tú para qué quería modelo.
Y ahora entenderéis que yo no sea capaz de usar una manga pastelera, de hacer decoraciones pasteleras, de servir algo presentable bonito. Haberlas haylas. Las razones para que yo sea así de horriblemente torpe en la cocina.
Son los genes.

Mañana (es un decir) volveremos con más, pero hoy necesito superar lo de ayer, el haberme dado cuenta de que soy una negada genética para estas cosas.

Spam de la casa: Más recetas navideñas en mi chachi-índice
Hace justo un añito: No fui tan freak de publicar en Navidad.
¿Y hace dos? ¡Qué pesada! Me compré un amigo y se lo conté todo a él.

martes, 24 de diciembre de 2013

Navidad - Confit de pato con gratinado de patatas y salsa de granada y cerveza

Versión enreda: La presentación alternativa pero efectiva
¿¿¿Qué sería de un día de Nochebuena sin dejar mi huella???
Un día como hoy, publicaría un dulce, algo para compartir... Pero he tenido que prepararme algo salado.

Y es que estos días, nuestra amiga Tuonela, de Cardamomoland, nos ha preparado un espectacular menú navideño. Ante tal promesa, pensé que no tendría que cocinar nada.
El entrante me encantó, pero sería un espectáculo ver a mi familia si les sirves esto en Navidad.
Hasta ahí, de todos modos, yo satisfecha.
Versión taster: Iba camino de cisne y se quedó en pato
Pero de segundo, ¡¡ay, de segundo!! a muy mala leche, nos trajo pescado, y ya me vi, saltándome el principal. Por eso, por si acaso me la jugaba con el postre, me preparé esta receta.
Aunque al final el postre sí que es espectacularmente espectacular.

Así que, hacedme caso, id a por su primero y postre, pero anotaos mi receta de confit con gratinado de patatas y salsa de granada y cerveza, ¡¡¡¡u os vais a quedar con hambruna!!!!
Elijáis una u otra, ¡saldréis ganando!
Eso sí, a ver cómo vais con la presentación, porque esta vez, hasta la mía quedó mejor que la del taster. Y os juro que ha sido él quien me ha dicho: "Publica esto, puedes meterte conmigo".
Aquí tenéis la versión original, de The Beeroness (ese bloj másmola, ¡palabrita!
¡¡Apuntaos, que si lo presentáis de verdad, en lugar de tirarlo en el plato como una ensalada de mal lunes, queda de lo más festivo!! :P

Confit de pato con gratinado de patatas y salsa de granada y cerveza
Ingredientes (para 2 personas como principal - 4-6 raciones de picoteo):
- 200-250 gramos de pato confitado troceado
Para los pastelitos de patatas...
- 2-3 patatas ralladas
- 1/2-1 cebolla rallada
- 30-50 gramos de mantequilla (podéis usar aceite, en menor cantidad)
- 20-30 ml de nata
- 20-30 ml de cerveza
- Sal
- Pimienta
Salsa de granada y cerveza...
- 200 ml de zumo de granada
- 125 ml de cerveza negra
- 30 ml de vinagre balsámico
- 1/2 granada (algo menos)

Preparación:
Para los gratinados de patata...
1) Rallar la cebolla y la patata y salpimentar.
Añadir la nata, cerveza y mezclar.
2) Calentar la mantquilla y freír bien la mezcla de patatas y cebolla, hasta que esté bien seco y crujiente.
Para la salsa...
1) Poner en un cazo a fuego medio-alto la cerveza, zumo y balsámico.
Cuando hierva, bajamos el fuego, y cocinamos, removiendo de vez en cuando, hasta que reduca y espese.
Nos lleva unos 15 minutos.
Si la vamos a reutilizar, mejor dejarla un pelín más líquido, porque al recalentarla en el fuego, evaporará un pelín más.
Y emplatamos...
1) En teoría, con nuestra buena mano, podemos un pastel de patata en el plato, encima el pato desmigajado y decoramos con granada y la rica salsa.
2) En la práctica cortamos el gratinado de patata hasta dejarlo inservible. Tiramos por encima el pato. Regamos la salsa y dejamos que el taster haga el guarro para repartirlo.
3) Y entonces decidimos que quedará mucho mejor si lo servimos a lo cutre, todo mezclado en un plato cual ensalada carnívora.

Pero, por favor, no os dejéis llevar por las apariencias, ¡¡solo la salsa merece la pena!!
Y lo importante, ¡¡¡que paséis buena noche!!!

Hace justo un añito: Bolitas de tiramisú y Spekulatius
¿Y hace dos? ¡Qué pesada! ¡¡Hicimos unos cake pops, tan divertidos como desastrosos!!
Spam de la casa: Más recetas navideñas en mi chachi-índice

domingo, 22 de diciembre de 2013

Navidad - Turrón de garrapiñadas y Spekulatius

Cris, de Le bon vivant, y yo hemos preparado juntas unos turrones, ¡¡que haya para elegir!! De hecho, si hacéis clic, puede que ya podáis ver el suyo :)

Cristina puso las garrapiñadas.
Yo le lancé las galletas Spekulatius.
A partir de ahí, tamaño, color y forma son cosa de cada uno :P
Y usando una bandeja para muffins me salieron unos turroncitos individuales, con sabor a Christlmarkt.
De hecho, el próximo año (sí, pensando ya en la siguiente), voy a preparar los turroncitos así, todos en formato individual. ¿No suena bien una bandeja de postres llena de turroncitos individuales, para poder ir picando un poco de cada?
Porque este año he hecho el duro en formato grande, y no queda tan bonito.

Pero bueno, eso ya para la siguiente, que ahora tocan estas, ¿os apuntáis?

Chocolate Christlmarkt
Ingredientes (para 6 tabletas pequeñas):
- 200 gramos de chocolate (52-70% M.G. al gusto)
- 35 gramos de manteca de cerdo
- 100 gramos de almendras garrapiñadas
- 5-6 galletas Spekulatius, troceadas

Preparación:
1) Derretir el chocolate.
Añadirle la manteca de cerdo, derretida y algo enfriada, y mezclar.
2) Echar las galletas troceadas, y las almendras garrapiñadas (enteras o troceadas, al gusto) y mezclar con una espátula.
Verter con una cuchara en los huecos de una bandeja de muffins.
Damos unos meneos sobre la encimera, para que se asiente en el fondo y dejamos enfriar 2-4 horas.
Listo para guardar en una lata, en la nevera, con papel de horno, o como nos dé la gana, y devorarlo, compartirlo o regalarlo :)
Hace justo un añito: ¡¡Panettone sin accidentes!!
¿Y hace dos? ¡Qué pesada!
Spam de la casa: Más recetas navideñas en mi chachi-índice

viernes, 20 de diciembre de 2013

Navidad - Schoko-Glühweinkuchen

Volvemos con lo del nombre original. Con lo de "con lo rico que es nuestro vocabulario y lo que nos gusta exhibir otros". Pero como siempre, hay cosas que, en su idioma original, como que nos situan.

Y me encanta cómo suena la palabra Kuchen.
Y qué pesadez eso de decir: Vino caliente. Con lo que mola poder juntarlo y decirlo de carrerilla.
Además, entre nosotros, vino caliente en español suena asqueroso, te suena a calentorro, más que a caliente.

Este pastel lo hicimos el taster y yo para inaugurar las recetas navideñas.
La tarde empezó bien, usó el taladro para colgar unas cosas, y el tío aspiró lo manchado, sin que tuviera que perseguirlo (cierto es que coloqué la aspiradora donde se viese).
Pero luego la cosa se torció: "Tamiza la harina y el cacao", le pedí. "Haz nieve artificial y de colores en la cocina", entendió él.
Luego también hizo eso que un blojero nunca haría: dar golpetazos con la espátula sobre el cuenco. Es decir, hacer saltar la masa del pastel por todas partes. Lo de mi cara fue lo menos preocupante, lo que me fastidió fue el armario, el suelo, el lavavajillas.
Y pensar que tres días después, seguiría encontrando sitios llenos de masa ocultos.

Ahora, con todo, ¡¡no sabéis lo rematadamente bueno que está este pastel!!
El resultado era el esperado: tan rico como feo.
Pero este lo vamos a repetir.
Mirad, mirad qué jugoso :)
Va, no os perdáis la receta :) Está basada en esta, del precioso Maras Wunderland, pero aumentando la proporción de cacao y utilizando vino especiado.

Usamos una cobertura de chocolate, pero se le puede hacer un glaseado de azúcar glass y vino (añadiendo colorante si queremos), o simplemente echar azúcar glass.
Como veis, el acabado de los sprinkles es de lo más delicado. Eso es porque no dejé al taster hacerlo. *

* En realidad, me dijo: "Hazlo tú", pero tampoco sé en qué estaba pensando cuando se lo pedí.

Schoko-Glühweinkuchen
Ingredientes (2 bundt pequeños o un molde de 20-23 cm de diámetro):
-150 gramos de mantequilla, temperatura ambiente
- 150-180 gramos de azúcar
- 2 cucharaditas de azúcar de vainilla
- 3 huevos, L
- 110 gramos de harina
- 3 cucharadas de cacao en polvo
- 12 gramos de levadura química
- 90-95 ml de Glühwein (aquí tenéis mi receta, pero lo podéis usar comprado, como hice yo esta vez, ¡vamos!)
- 110 gramosde almendra molida
- 100 gramos de chocolate en lasquitas, rallado o en fideo
Cobertura...
- 100 gramos de cobertura de chocolate
- Sprinkles navideños (como veis, un acabado nada hortera, es que fue mío).

Preparación:
1) Cremar la mantequilla y azúcares.
2) Añadir los huevos, de uno en uno, batiendo más o menos 1 minuto tras cada adición.
3) Agregar tamizados la harina, cacao y levadura química, alternando con el vino.
Al no ser mucha cantidad de masa, harina-vino-harina. Si aumentáis, tres de seco y dos de líquido :P
4) Echar las almendras molidas y el chocolate y repartir.
5) Verter en un molde engrasado y hornear a 180º durante 45-50 minutos en el caso de los pequeños, durante nos 60 minutos si usamos un molde más grande.
Enfriar 10 minutos en el molde, desmoldar en una rejilla y enfriar por completo.
6) Derretir la cobertura de chocolate y verter sobre los pasteles enfriados. Dejar que endurezca y servir :)
Hace justo un añito: Lo juro, lo juro, es que fue hace un año, EL TASTER ME FASTIDIÓ UN POSTRE PRECIOSO E HIZO ESTA MONSTRUOSIDAD. No me la mandéis a Pinstrosity, please.
¿Y hace dos? ¡Qué pesada! Pfeffernüsse una de las galletitas navideñas que más me gustan.
Spam de la casa: Más recetas navideñas en mi chachi-índice

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Navidad - Tartaletas de chocolate y turrón

Hey, hey, mirad el copo de nieve, homemade total!!!
El sabor del turrón de Jijona me encanta. De hecho, si tuviera que elegir un turrón entre los tradicionales (yema/Jijona/duro) y no metiésemos el de chocolate (¿no?) sería mi favorito.
Pero me resulta dulzón, pesado y empalagoso. Pesadísimo y agobiante para comer así en tableta.

¿Y eso cómo se come?
Pues ¡¡en helado!! Ya lo he dicho, a mí lo que me gusta es el sabor a turrón de Jijona. Helado de turrón, bizcocho de turrón, batido de turrón, crema de turrón... Va, va, ¡lo habéis pillado!
O, aún mejor, tartaletas de chocolate con Amaretto y turrón de Jijona con chocolate blanco.
Podéis elegir la vía fácil, o esta otra presentación, pero sea como sea, es una receta másqueestupenda. Y si no os fiáis de mí, que motivos tendríais, creo que solo con deciros que es de Sonia, de L'Exquisit, os convenzo, ¿verdad?
Cuando vi su foto en Faceboook, me puse al a lista de espera para conseguir la receta.
Aunque sabía que ese acabado tan currado con manga pastelera iba a estar complicado chez moi.
Pero esta chica es un cielo, y tiene soluciones para todo(s). Me enseñó una versión mucho más asequible.
¡¡Y aquí está!!
Están buenísimas. La crema de chocolate en el fondo es perfecta, el toque "duro" del postre. La espuma de turrón es buenísima. No queda nada dulzona, nada pesada, no agobia, porque el mascarpone (usé crème fraîche) y la nata aligeran y suavizan lo empalagoso que puedan tener turrón y chocolate blanco.

Aquí os dejo la receta, que solo cambia en tres cositas la de Sonia: me pasé con el Amaretto por error, usé crème fraîche en lugar de mascarpone porque prefiero trabajar con productos de temporada (va, sí, porque tenía crème en casa) y subí un pelín la cantidad de turrón (y aún así, como os digo no es nada nada nada pesado :P).
Esta va para los sacrílegos que defendéis al taster, manda oeufs. Menos mal que solo era un ensayo, que si le ve mi madre, no le deja acercarse a la cocina en Nochebuena ni para tostar pan. Bueno, deja, eso ya nos lo prohíbe habitualmente.
¿¿Os apuntáis??
Pues va, una ola a Sonia por su receta e ideas de presentación. Hoy no me detengo a pelotearla más, ya lo he hecho otras veces, tiene etiqueta propia y todo, ¡como Jamie Oliver!
Y una mini-ola al taster que hizo unas decoraciones de lo más cute. Una vez más me echó de la cocina porque me daba la risa viéndole tan concentrado, y tan en silencio, situaciones así me ponen nerviosas y me da la risa.
Otra mini ola porque cuando iba a hacer la crema, convencidísima de que había chocolate blanco en casa (porque siempre lo hay) descubrí que no era así. Y él porque es un caballero no quería aguantarme después fue al supermercado un domingo de diciembre para comprarme el chocolate blanco (y ron, y Nutella, porque ya, si le mandas, le mandas bien...).

Tartaletas con chocolate al Amaretto y crema de Jijona y chocolate blanco
Ingredientes (para 8 tartaletas de 10cm de diámetro):
Para la base...
- 240 gramos de harina
- 60 gramos de azúcar glass
- Una pizca de sal
- 180 gramos de mantequilla fría, cortada en dados
- 1-2 cucharadas de agua fría
Crema de chocolate...
- 50 gramos de chocolate (70%) troceado
- Las semillas de 1 vaina de vainilla
- 25 gramos de mantequilla, temperatura ambiente
- 25 gramos de azúcar glass
- Una pizca de sal
- 1 yema de huevo, tamaño S (yo tengo L, no la usé entera)
- 2 cditas de Amaretto (chí, me líe y puse 2 cdas, el triple, 30 ml, muy rico, pero quizás la textura y sabor sea más suave con los 10 ml)
Para la crema de turrón...
- 75-90 gramos de turrón de Jijona (podéis usar crema de turrón, yo trituré en la picadora turrón)
- 75 gramos de chocolate blanco torceado
- 125 gramos de mascarpone o crème fraîche a temperatura ambiente
- 125 ml de nata (35% M.G.), fríafría
Decoración...
- Chocolate 70% con unas gotitas de aceite

Preparación:
Empezamos con las tartaletas, podéis hacerlo a mano, o con una picadora...
1) Mezclamos en el bol de la picadora la harina, sal y glass.
2) Añadimos la mantequilla fría en dados y damos unos meneos de picadora, hasta que esté algo migoso.
Añadimos agua hasta que se compacte un pelín (yo puse 1 cucharada, eso según oslopida).
3) Formamos una bola, envolvemos en film y refrigeramos 1 hora.
Luego extendemos en moldes de tartaletas (yo no las engrase y salieron bien, pero podéis engrasar y enharinar) y refrigeramos otros 40-60 minutos.
4) Las horneamos con papel y pesos a 160º durante 20 minutos y luego sin pesos ni papel durante otros 15-20 minutos, que estén doradas.
Enfriamos en una rejilla.
Y nos ponemos con el chocolate...
1) Derretimos el chocolate.
2) Mezclamos con varillas la mantequilla, glass, sal y vainilla.
Le añadimos la yema, el chocolate derretido y el amaretto.
3) Si las tartaletas están frías, lo extendemos por la base, si no, lo reservamos en la encimera (a no ser que vayamos a tardar unas horas en hacerlo, en ese caso, refrigeradlo).
Una vez extendido, las refrigeramos mientras preparamos la crema.
Y ya solo falta el turrón...
1) Derretimos en un cazo el chocolate blanco y el turrón triturado, la masa no es manejable ni bonita, se soluciona en el paso 2 :P
2) [Va, que lo arreglamos] Añadimos la crème o mascarpone y mezclamos, fuera del fuego, ya cogerá una textura mucho más maja.
3) Montamos bienbien la nata y se la incorporamos cuidadosamente a la mezcla de turrón.
Repartimos con una cuchara en las tartaletas y refrigeramos.
Para decorar podemos hacer formas con chocolate, unas lascas, virutas, tamizar cacao... ¡Lo que prefiramos!
Hace justo un añito: Fundido de brie, que por cierto, Sonia preparó también este año (¡qué ilu! :P)
¿Y hace dos? ¡Qué pesada!
Spam de la casa: Más recetas navideñas en mi chachi-índice

lunes, 16 de diciembre de 2013

Navidad - Elisen Lebkuchen :)

Este no es Elisen, es Lebkuchen a secas :P 

Cuando conocí esta maravilla de la creación, el Lebkuchen, se convirtió en mi dulce navideño favorito de todo el año.
Siempre que he podido, me he hecho con mi Lebkuchen de Schmidt (que no es solo por las latas).

Si no era de esa marca, da igual, siempre caigo, aunque esa es mi favorita.
Y más en concreto el Elisen Lebkuchen.

Ese es el que he tratado de imitar en esta receta. He usado varias para hacer esta versión, que la verdad es que me ha encantando. El primer día dije: "De sabor están perfectos, pero de textura me gustan mucho más los comprados".
Pues bueno, al segundo, tercer, cuarto -loqueosduren- día, una descubre que la textura mejora un montón (cosa que no pensé que pasaría).
Quiero probar más versiones, sin mazapán, con huevos enteros, e ir perfeccionando, porque soy adictísima.
Noesporlaslatas

Nunca osé hacerlos, hasta que conseguí las obleas para prepararlos.
Fue en aquellas Navidades alemanas en las que no conseguí traerme a casa Lebkuchen Schmidt, porque no pillé la tienda abierta.
Peeeeeeeeero, ¿qué es lo que sí conseguí?

ATENCIÓN, ¡BATALLITA!
Supermercado de Kaufhof.
El taster y mi madre se van a por champagne.
Mi padre se queda conmigo, viendo algo.
De repente, mientras hablo, me giro, y mi padre no estaba ahí. [Dejemos para otro momento qué pensaría la gente viéndome hablar sola sin entender una sola palabra.]
No les encuentro por ningún lado.
Nochebuena, a las dos cierran, y yo no tengo tiempo que perder. [Ir a un supermercado en otro país es como cuando ganas el premio de 'te llevas gratis todo lo que consigas meter en el carro en una hora', solo que lo pagas]
Sigo mi ronda, me pongo a coger cosas y más cosas por la tienda, frustrada porque todo mi carro es mi regazo; pues el carro (que en Alemania bien merece el nombre carrito) lo tienen ellos.
Gracias a mi valentía de quedarme sola ante el peligro (quiero decir que apenas llevaría un duro alemán en la cartera), encuentro estas obleas, de todos los tamaños, formas y colores, y me hago con ellas, para preparar Lebkuchen y turrón.
Pensaréis que luego mi familia y el taster me buscaron, preocupados porque no sabían dónde estaba (sigo sin saber por qué mi padre desapareció y se fue con el taster y mi madre a por el champagne), y finalmente, cuando me encontraron, fuimos juntos y en familia a las cajas.

¡¡Noooooooo!! Viendo que casi eran las 2 y que las filas en las cajas eran interminables (odio esa manía de ir a los sitios a última hora, solo lo he hecho dos veces en mi vida: esta y en un Pierre Hermé, pero en ambos casos era mi última oportunidad), me dirigí a esa zona, a ver si ellos se acercaban y me encontraban.

¡¡¡Sí!!! ¿Sabéis esa familia que abandona al perro, la abuela o la suegra en las gasolineras?
Mi familia intentó abandonarme en un supermercado alemán en plena Nochebuena. Joderlín, que eso sí que es fuerte. Que tu novio se vaya con su suegra antes que contigo. Que tus padres te abandonen, en lugar de tú a ellos.

Lo habéis adivinado, ellos estaban tan pichis en una de las filas, con las cosas en la cinta, ni siquiera miraban para atrás, no me buscaban.
Y toda esta historia no hacía falta, pero esto es La cocina de la batallitas, así que no os ibais a escapar.
Ahora, a cambio, os traigo un recetón, os lo superprometo, es genial genial genial.
¿Sabéis lo malo? ¡¡No viene con una preciosa lata!!
Os dejo con la receta (y pensad en positivo, no os he contado el debate que tuvieron mi madre, mi padre y el taster para ver si cogían champagne francés, alemán o un cava español, pero por lo que relataron después, creo que fue otra batallita digna de una blojera abueleta como yo.

En principio yo iba a hablar de Lebkuchen, no de batallitas, pero ha surgido y se ha alargado, así que os dejo unos enlaces muy interesantes. La web lebkuchenera, un poquito sobre los ingredientes que lleva, y lo más genial de los geniales, su historia, solo para muy interesados, ¡claro!
Y aquí, los tipos de Lebkuchen, entre los que está este que os digo que es mi favorito, el Elisen-Lebkuchen, que tiene que tener al menos un 25% de frutos secos, no añade más grasa que la de estos (supongo que por eso no usamos las yemas tampoco) y como mucho puede llevar un 10% (en algún sitio leí 12%) de harina.
En el enlace va también un truquito para mantenerlo en buen estado más tiempo: colocar en la lata del Lebkuchen media manzana o la ralladura de limones o naranjas :)

Lebkuchen
Ingredientes (10-12 piezas):
- 120 gramos de almendra molida
- 30 gramos de avellana molida
- 10 gramos de harina
- 10 gramos de especias para Lebkuchen
- 5 gramos de levadura química
- 25 gramos de mazapán rallado
- 15 gramos de limón confitado picado
- 15 gramos de naranja confitada picada
- 60 gramos de clara de huevo (algo menos de 2 claras de tamaño L)
- 75 gramos de azúcar moreno
- 25 gramos de miel
- 10-12 obleas de 7 cm (si usáis las habituales, de 9 cm, harán falta 9 ó 10)

Preparación:
1) Calentar una sartén y tostar en ella, sin ningún tipo de grasa, la almendra y avellana molida, con cuidado de no quemarlo.
Sacamos del fuego, añadimos la harina, especias, levadura química, mazapán, limón y naranja y lo mezclamos.
2) Batir en un cuenco las claras, azúcar moreno y miel.
Añadirle la mezcla de ingredientes secos y mezclar con una espátula o varillas.
3) Colocar las obleas en una bandeja de hornear.
Extender la masa, haciendo bolitas de masa con la mano, o con ayuda de una cuchara de servir helado, en el centro de las obleas, y luego aplanamos un poquito, con la mano o una cuchara, para que llegue hasta los bordes (sin pasarnos).
Dejamos a temperatura ambiente, sin tapar, durante 24 horas.
4) Hornear a 180-190º durante 12-15 minutos, abriendo el horno 2 ó 3 veces durante el horneado.
No da el pego, pero no me ha quedado tan feo, ¿verdad?

Hace justo un añito:
¿Y hace dos? ¡Qué pesada! Café especiado :)
Spam de la casa: Más recetas navideñas en mi chachi-índice

jueves, 12 de diciembre de 2013

Navidad - Marquesas

Sí, yo quería que se viera que tenían una miga de muerte mortal, pero lo que se ve es... Que tengo un platito con bolas verdes y rojas
Las fotos son tremendamente horribles. Lashiceyosola.
La receta está enlatada. Lahiceelañopasado.
El texto, con retoques, también. Estabaescritoyporalgúnmotivonolopubliqué/sepublicó.

Las marquesas nunca ocuparon ninguna sobremesa navideña en mi familia.
Teníamos turrones de Regma y Monerris. Turrones sacrílegos (o no turrones) de esos que saben a mil cosas. Polvorones, mantecados y hojaldrinas. Mazapanes. Muuuuuuuchos bombones.
Y el día de Año Nuevo, se juntaban con una graaaaaaaaaaan bandeja de pequeeeeeeeeeeeeeños pastelitos.
Más de lo mismo
Este bizcocho cuadradito-rectangular jamás lo había probado, hasta que volé del nido, conocí al taster, llegó la Navidad y resulta que al tío le gustaba esto. Con la de burradas que te puedes meter entre pecho y espalda en diciembre, en forma de polvoronazos y supermegamantecados e hipermegaturrones, y él tenía en casa su cajita de marquesas (mentira, su madre le compra¿ba? 4 ó 5).

Las probé por él, y sí, me gustan. Pero no me saben a Navidad. Supongo que es normal, que los sabores a Navidad son tradiciones. Que si en Navidad jamás he tomado de plato principal canelones, y me sirven unos, no me siento navideña. Si me falta el Roscón de Reyes el día 6, sentiré que me falta la Navidad.
El taster siempre me da la lata para planchar los manteles antes de hacer fotos; como veis, su discurso no ha hecho efecto.
Así que nunca me había planteado hacer marquesas. Hasta este año el año pasado. Es contradictorio, porque si empezamos con un silogismo, acabamos concluyendo que hago marquesas al taster por ser un patas.
Todo empezó cuando le pedí que me arreglase una bandeja para meter cosas del baño (de esto yo ya ni me acuerdo). El tío, en lugar de ponerla mejor (porque aguantar, estaba aguantando), se la cargó. Y dijo que era una mierda (ostra, ahora ya me he acordado, qué jeta el tío, que se la cargó totalmente). Una mierda que aguantó casi cinco años, hasta que él la tocó... Y tuvimos que ir al IKEA a por otra, aunque no la había igual (nunca te lo perdonaré, taster vigila los sabores amargos, porque dicen que...). Y ya aproveché, moldes de magdalenas, mira ese mueble para el baño, fíjate que moldecitos más cute de colores, y galletas, ¡cómo no!
Y es que no soy una blojera ejemplar.
Compré unas cápsulas desechables de lo más monas, pero poco prácticas. Sabía que para magdalenas y muffins no las iba a usar, porque me gusta que encajen en su bandeja, para que salgan bien con copete. Pero al momento pensé en marquesas sacrílegas y deformadas. Me callé, pero me llevé los papelitos a casa :) Una taster-sorpresa.
He visto muchísimas recetas de marquesas, y muy muy distintas. Algunas tan sencillas como mezclar en un bol, otras mas sofisticadas, con distintos recipientes para batir lo uno, lo otro, montar las claras...
Mi técnica desde hace un tiempo es no complicarme la vida, si no hay una que me convenza más que la otra, o con la que crea que voy a obtener mejor resultado, empiezo por la sencilla, si sale así bien, ¿para que me voy a complicar? Si sale perfeccionable, intentamos la otra.
Así que empecé por la receta que vi en Sin salir de mi cocina, donde basta con batir los ingredientes para tener estas marquesas.

Con estos ingredientes que uso dio para 5 de mis moldes, unas marquesas tamaño XL, así que si usáis capsulitas como las que suelen traer las marquesas, yo creo que salen 7 u 8, más o menos...

Marquesas
Ingredientes (para 5 XL):
- 90 gramos de almendra molida
- 80 gramos de azúcar glass
- Ralladura de limón
- 2 huevos

Preparación:
El horno lo precalentamos a 200º, al meter la masa bajamos la temperatura a 180º.
1) Mezclar en un bol la almendra molida, azúcar glass y ralladura.
2) Agregar los huevos y batir con las varillas eléctricas a velocidad media, o a mano, hasta que esté homogéneo.
3) Verter en las capsulitas hasta rellenar algo más de la mitad.
Meter en el horno precalentado a 200º, al que bajamos la temperatura a 180º, y horneamos durante 15 minutos.
Cuando llevaban 12 minutos tapé con aluminio para que no se me quemasen, aunque no se llegaron a dorar de más.
Espolvorear con azúcar glass.

Hace justo un añito: Los supermegabrownies de las pasadas Navidades, con mazapán, especias y Spekulatius
¿Y hace dos?:  Bolitas de mazapán que compartí con un gatito
Spam de la casa: Más recetas navideñas en mi chachi-índice

martes, 10 de diciembre de 2013

Navidad - Ideas para regalar (o no) - Crema de manzanas y cardamomo

En años anteriores os he propuesto algún regalito. Alguna de esas cositas que podemos compartir el resto del año, pero con una presentación un poco más flordepascua.

En este caso traigo una crema de manzanas y cardamomo, muy versátil, y deliciosa, que bien envasada y decorada, puede ser un regalo fenomenal.

En un tarro cutre y sin adornos, creo que también puede serlo. Así se la di yo al taster para su madre.
En fin... :P

Os dejo la receta, es de Edda, de Un déjeneur de Soleil, solo eso os dará confianza para probar.
Con galletitas especiadas, o unas saladas de queso, en una tartaleta de hojaldre o brisa, con pan tostado, con unos bagels de pasas y canela... ¡con un montón de cosas! Está buenísima :)

Crema de manzanas y cardamomo
Ingredientes:
- 1 manzana fuji (250 g)
- 1 manzana Golden (280 g)
- 1 manzana rosa (250 g)
- 40 gramos de azúcar
- 20 gramos de miel
- 6 vainas de cardamomo negro
- 30 ml (2 cucharadas) de agua
- 30-45 gramos (al gusto) de mantequilla

Preparación:
1) Sacamos las semillitas del cardamomo y machacamos ligeramente.
Pelamos (o no), descorazonamos y troceamos las manzanas.
2) Ponemos en un cazo las manzanas y el cardamomo, junto con el azúcar, la miel y el agua.
Cocemos durante 20-30 minutos, hasta tener una compota.
3) Añadimos la mantequilla, removemos, y cocemos 10 minutos más.
Retiramos o no, según preferencias el cardamomo (¿Qué? ¡A mí me gusta morderlo!) y envasamos en recipientes herméticos y esterilizados (yo uso el horno, como hace Liliana, lo podéis ver en Albahaca y canela).
Ya solo falta pensar dónde queremos untarlo :P Nosotros troceamos y tostamos un bagel de pasas y canela :)

Hace justo un añito: Gateau fondant de castañas (parece que el 10 siempre cae algo de Edda)
¿Y hace dos? ¡Qué pesada!
Spam de la casa: Más recetas navideñas en mi chachi-índice