viernes, 28 de febrero de 2014

Brownie con plátano, dulce de leche y avellanas

Al taster le gustan el arroz y el pollo, y a mí me gustan el chocolate y las frambuesas.
Entonces el plato perfecto sería arroz con pollo y frambuesas en salsa de chocolate...

Bueno, en ese caso no funciona, pero hoy os traigo uno que es plenamente efectivo.
El taster es de dulce de leche y plátano.
Yo soy de chocolate y avellanas.

Este brownie es másqueperfecto.

De hecho, yo se lo serví al taster en San Valentín, detrás del Wellington porno, y le dije: "¡¡He hecho tu postre favorito!!".
Nunca lo había probado, pero lo hice sabiendo que tenía que ser su postre favorito.
Y cuando lo probé le dije: "¿Ves? ¡Es tu postre favorito!".

Y el taster, tocado por la emoción del día de Cupido me dijo: "No. La salsa sí es mi salsa favorita, pero este no es mi postre favorito".

¿¿Qué?? ¿¿Cómo os quedáis?? Que me veo dentro de 10 años como mi madre, sentándome a la mesa y repitiendo sin dejar que nadie conteste: "¿Estárico?¡lohehechoyo!?" [Sí, sí, todo seguido y sin respirar que lo suelta]. O su: "¿A que está rico?" constante, que no da opción a decir que no.
O espera, espera, hace una mejor todavía.
El taster, que no come como las personas normales (las personas normales somos mi familia), suele provocar que mi madre haga un cuarto plato (porque mi padre, ella y yo tampoco comemos lo mismo habitualmente), y entonces ella va al salón, le pone al taster su plato, y le dice: "Ahora me dices si está bueno".
Pero entonces, al momento, coge ella un cuchillito y un tenedor.
Y le dice: "Están limpios, ¡eh!". Y lo prueba.
¡¡La tía lo prueba antes de que él lo pueda catar!!
Y entonces le dice: "Sí, sí, está muy bueno, uy, está buenísimo".
Y ya da igual si empezó todo como una pregunta, a partir de ese momento solo le dirá: "¡¡Está buenísimo!!, ¿a que sí?".

Joder Jopé, que un aquesí no es una pregunta, es un nopuedesdecirqueno.

Bueno, al lío, que no, no fue su postre favorito y tuvo el morro de decírmelo.
Eso sí, también os digo que en un par de días gana, y de eso se dio cuenta.
Aunque sigue sin ser su postre favorito. ¿Para eso meto yo cachitos de plátano?

La receta es esta de Kaloria, y usé avellanas en lugar de nueces, porque claro, ¡¡si no yo no ganaba nada!!

Y, cómo no, si no os ponéis de acuerdo en la elección del sabor de helado, ¡¡solo tenéis que poner una bolita de cada!! Nosotros usamos de vainilla con caramelo y macadamias, que completa el postre estupendamene.

Venga, ¡vamos a por ello!

Brownie con plátano, dulce de leche y avellanas
Ingredientes (15x15cm / 9 raciones):
- 125 gramos de mantequilla
- 130 gramos de chocolate 52%
- 85 gramos de chocolate 70%
- 2 plátanos no muy grandes en daditos
- 185 gramos de azúcar
- 3 huevos L
- 80 gramos de avellana molida, o harina, o una mezcla de ambas
- 75+35 gramos de avellanas enteras
- 100+100 gramos de dulce de leche (podéis usar hasta 120+120, esto lo vais viendo al usarlo)
- ¡¡Helado!!

Preparación:
1) Derretimos en un cazo o al micro la mantequilla y los chocolates.
Si las avellanas no están tostadas, las asamos a 180º durante 6-10 minutos (podemos tostar todas, o solo 75 gramos).
El plátano lo cortamos en rodajas, y estas en daditos.
2) Agregamos el azúcar y mezclamos hasta que se disuelva (esto también podríamos hacerlo fuera del fuego, a mí me gusta más aquí, para disolverlo).
3) Ya fuera del fuego añadimos los huevos, de uno en uno, batiendo bien tras cada adición, con varillas o espátula.
Luego añadimos la harina o frutos secos en polvo y mezclamos hasta que no haya ninguna traza, con espátula.
Y por último, seguimos con espátula para repartir en la masa 75 gramos de avellanas y después el plátano (este último con mucho cuidado).
4) En un molde de 15x15cm forrado con papel (fondo y paredes) vertemos la mitad de la masa de brownie y alisamos.
Echamos por encima 100-120 gramos de dulce de leche, y hacemos un pequeño oleaje con la punta de un cuchillo, sin pasarnos.
Vertemos el resto de masa de brownie, alisamos, y volvemos a repetir la operación del dulce de leche, intentando que este oleaje sea lo más cuqui posible, si es que queremos un brownie cuqui. Pero un brownie con tantas cosas no tiene que ser cuqui, tiene que ser brutal.
Ahora repartimos por encima los 35 gramos de avellanas que aún no hemos usado.
5) Horneamos a 175º durante 40-45 minutos.
Dejamos enfriar por completo en el molde, sobre una rejilla, antes de desmoldar y cortar.
Templado está más bueno, pero queda un tanto feo, al día siguiente está más bueno, pero hay que sacarlo del frigo un ratito antes de tomarlo.

Y por supuesto... ¡¡¡¡servir con helado!!!!
Hace justo un añito: Unos profiteroles bestiales, de cacao, rellenos con crema de fruta de la pasión y recubiertos de chocolate blanco.
¿Y hace dos? ¡Qué pesada! Un coulant de Toblerone!!

25 comentarios:

  1. una maravilla de brownie!!!! q delicia!!! los frutos secos y el platano con el dulce de leche casa a las mil maravillas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Sí que lo hacen!!! Y vale, parece una bestialidad, ¡¡pero es la perfecta bestialidad!! :P

      Eliminar
  2. Acabo de conocer tu blog y encima con un brownie que quita el hipo, que cosa más rica.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. juas juas me he desco**nado con el speech XD qué grande (como no me va lo dulce me centro en la historieta). muy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javi, me encanta ver que tengo para todos. Ahora, lo que me sorprende (y no te lo digo de coña, que esto de los blogs es un poco como los periódicos, de leer titulares), es que hayas leído mi batallita!!

      Voy a ser la abuela perfecta.

      Eliminar
    2. te confesaré que en tu blog y desde hace mucho (antes de comentarte) ya me leía tus batallitas ;)

      Eliminar
    3. Pues mis batallitas sin azúcar tienen que ser un tanto soporíferas, medalla de honor te voy a poner, ¡¡palabrita!!

      Eliminar
  4. Pues no sé si sería mi postre favorito pero me parece que me gustaría... ¡Lleva de todo lo que me gusta!! :-D
    Lo de tu madre, es buenísimo!!
    Un besote preciosa!!
    Aurélie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aurélie, pues la próxima nos lo comemos juntos, y el taster que se haga su postre favorito, jajajajaja

      Un beso!!!

      Eliminar
  5. Pues seguro que sería el mío, porque me parece que todos los ingredientes son mis preferidos! Una entrada preciosa al igual que tu blog. Felicidades, me quedo por aquí a seguir disfrutando. Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, me alegra que te haya gustado, ¡¡bienvenida!! :P

      Eliminar
  6. ¡Me has matao!... Este brownie SI que es MAS que PER-FEC-TO. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que sí, Iratxe? Si es que lleva de todo!!

      Un beso!!!!!

      Eliminar
  7. Este tipo de dulces me encanta y se ven espectaculares !! Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Naroa, la verdad es que la textura es aún mejor que su presencia, jajaja

      Eliminar
  8. Tu familia y el Taster deberíais protagonizar una sitcom, tus historias son geniales! Soy taaaan fan de tu madre :).
    El dulce de leche no sé si al mío le gusta mucho, pero el chocolate y el plátano ya te aseguro que sí, aunque sería mejor que se lo hiciera sin ningún tipo de fruto seco... Madre santísima, las fotos del corte son brutales, así debe ser un buen brownie!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, quita, quita, mi madre querría mandar en todo :P

      Sin el dulce de leche, o sustituyendo por una salsita de caramelo o toffee, ¡¡igual de rico!! :P

      Sí que es un buen brownie, y encima gruesito gruesito, ¡como a mí me gustan! :D

      Eliminar
  9. Oh this sounds so decadent and delicious! Yum!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yes, Thanh, is TOO decadent!! But never it can't be TOO if it's delicious.
      Thanks for the visit!!!

      Eliminar
  10. Este brownie tiene muy buena pinta!! la mezcla de ingredientes es un súper éxito :))

    ResponderEliminar
  11. Un brownie. Habrase visto cosa igual :-) Además, equilibristas, y con platos de colores (rojo y azul). Y no das tregua. ¿Como quieres que hagamos tus recetas si no das tiempo? Tienes al taster super-explotado. ¡Como te aprovechas de la reforma laboral! :-P
    Pero bueno, sólo diré que este año no ha nevado, y que la primavera ya mismito está aquí. Y que mi balcony set está deseando ponerse junto a las gitanillas... con un brownie de plátano (aquí sólo hay bananas, nada de plátanos de Canarias) y un cafelito. Sólo falta la compañía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Autoestopista, esto tú no se lo digas a nadie, quedaba más bonito con tres, pero se caían xD

      También hay otro secreto: los platos tienen colores distintos porque las fotos son en días distintos.

      Y tú ahí, pensando que me lo curraba...

      No nos tientes con lo de la compañía, Fabiaman, ¡¡que nos encanta viajar en primavera!!

      PD: Bana también vale, ¡en serio!

      Eliminar
  12. Pues yo soy de chocolate, frambuesas, pollo y arroz (y si los estrellas Michelín pueden, nosotras también :P). Y también de chocolate, avellanas, dulce de leche y plátano (y helado!) así que este brownie me viene muy bien. Te sobra un trozo todavía? Sé que llego un poco tarde, pero como es una bomba, tenía la esperanza de que lo hubieras dosificado convenientemente...

    Me ha encantado la batallita, esas presiones me suenan, pero lo de tu madre es lo mejor. Me tiene alucinada. Entre la organización de la nevera, el aristogato y que hace 4 comidas diferentes para 4 personas...! Yo en su lugar, os habría matado hace tiempo :P

    Un besote!

    P.d.: Se ha ganado los posavasos... y el cielo.
    P.p.d.: Un blog que se llama Kaloria no puede ser de fiar... o qué?
    P.p.p.d.: Estoy con Isidro... lo de que tienes un trabajo, es mentira, no? :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... ¡ya pensaremos algo!

      Ou, me temo que no sobró nada, pero he descubierto algo mejor. He conseguido matcha (en el sitio donde te pillé las sustancias) y es un filón!! Te guardo uno de eso y me perdonas lo del brownie, ¡fijo!

      Pfff, está mi madre para tener un restaurante, te prueba la comida, no te deja contestar... Entra un crítico en la sala y te digo que no sé lo que le hace...
      Hace tantas comidas porque es que come muy mal ella, ¿sabes? Y claro, mi padre y yo no nos ponemos de acuerdo con ella, y como el taster también come fatal, pues ahí está el lío.

      PD: Creo que... ¡no!
      PPD: ¿¿Cómo no se me ocurrió a mí el nombre??
      PPPD: Anda, claro, ¡¡yo vivo del aire!!
      PPPPD: Y de llevar al aristógato a concursos de belleza xD

      Eliminar

¡¡Hola!! ¡¡Gracias por tu visita!!
Si tienes alguna crítica, observación o consulta, me encantaría que me lo comentases ;)
También acepto halagos y peloteos (trata de que no sea muy descarado, ¡¡así parecerá hasta de verdad!!).

¡Gracias!