jueves, 20 de febrero de 2014

¿Cañas y alitas el juernes?

Parece buen plan... ¡pero no bebo cerveza! Así que, para unirme a él, tengo que emborrachar a las alitas, en lugar de hacerlo yo.

El resultado son unas alitas en cerveza muy muy muy muy buenas.

Pero tenéis que confiar en mí. otra vez.

No vale con mezclar cerveza, cebolla y miel, y dejar los muslitos marinando en esta mezcla un rato.

Nooooooo.
Todas tenían la misma buena pinta...
Hay que hervir la mezcla de cerveza, enfriar, y ahora ya, podemos marinar.
Os prometo que así las alitas cogen un sabor más fino (y mejor), y la piel cruje como tiene que crujir (ayudada, en este caso, por las especias).

Ese ratito merece la pena.

La receta la encontré es esta de Insatiable munchies. Usé dos mezclas de especias diferentes, porque pensé que la oscura al taster no le iba a gustar mucho, por fuerte (fuerte la mezcla, no el taster). Así que improvisé una más suave de pimentón y mostaza.
Solo os pongo la segunda, la primera, siguiendo paso a paso los ingredientes indicados, tenía un sabor saladísimo y algo avinagrado, que no sabré de dónde salió (y no era la carne, solo la mezcla).
...pero solo las más chillonas fueron vitoreadas. 

Podéis usar la que os propongo, u otra mezcla, le da una costrita crujiente al ser tan abundante.
Pero también podéis optar por darle protagonismo al sabor que coge el pollo en el marinado, y en ese caso os recomiendo una salsita reducida y pegajosa de cerveza, mostaza y miel, o untar solo miel al hornear, o poner solo sal y pimienta. La próxima vez lo haré así, merece la pena aprovechar ese marinado.

Dicho esto, ¿vamos a por este picoteo? Venga, haced la lista de la compra, que esta es de juernes-viernes :P

Alitas marinadas en cerveza
Ingredientes:
La carne ha de sumergirse en el marinado, por lo que es mejor optar por una cantidad alta de mezcla de cerveza, aunque usemos una cantidad más pequeña de pollo.
La cantidad de especias sí que hay que variarla en función del pollo que tengamos, en nuestro caso eran poco más de 600 gramos.

- 500-800 gramos de alitas y muslitos de pollo
Para el marinado...
- 600 ml de cerveza rubia
- 90 ml de miel
- 4 cucharadas de sal
- 1 cebolla morada en rodajas
- 2 dientes de ajo machacados
Para sazonar las alitas...
No hace falta sal, porque las alitas se salan bien en el marinado.
- 3 cucharaditas (1 cucharada) de mostaza en polo
- 2 cucharaditas de pimentón ahumado
- 1 cucharadita de ajo en polvo
- 1/4 de cucharadita de pimienta blanca
- 1/4 de cucharadita de pimienta negra
- Una pizquita de cayena (opcional)

Preparación:
1) Llevar a ebullición en un cazo la cerveza, miel y sal.
Cuando hierva, bajamos el fuego a temperatura media-baja, añadimos la cebolla en rodajas finas y el ajo machacado y cocemso durante 10 minutos.
Enfriamos por completo.
2) En una bolsa de cierre hermético o una fiambrera echamos el marinado enfriado, añadimos las alitas, sumergimos bien, y refrigeramos, tapado o cerado durante 8-24 horas.
3) En una bolsa de cierre hermético (o un plato hondo o fuente) mezclamos toda salas especias, añadimos el pollo (escurrido del marinado) y untamos bien (esto se hace mejor en la bolsa), dando unos buenos meneos y un masajito.
4) En una rejilla de horno, sobre una bandeja o fuente cocinamos las alitas a 200º durante 20 minutos, bajamos a 180º y seguimos 10 minutos más.
En este caso no hace falta golpe de grill al final, el toque crujiente lo van a dar las especias, y podríais quemarlas si os pasáis de temperatura.
- Podéis caramelizar en una sartén o en el horno la cebolla del marinado de cerveza.
- Si queréis hacer una salsa o reducción con cerveza, no lo hagáis con la del marinado, porque lleva mucha sal, esta es solo para dejar el pollo.

15 comentarios:

  1. Ohhh! Yo me apunto a este picoteo!
    No hay nada mejor que unas alitas bien crujientes.
    Un besoo

    ResponderEliminar
  2. Ficaram uma maravilha,nunca juntei mel na carne,já juntei no salmão e gostei
    Vou fazer
    bj

    ResponderEliminar
  3. alitas crujientes??? donde??? q voy a por ellas. tendre q probar eso de hervir la cervez y ver q tal esta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba, ¡queda mejor que marinándolas en la cerveza sin más!

      Un beso!!

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Tú que sabes más que yo, ¡¡no te olvides de servirlas con una salsita!! :P

      Eliminar
    2. apunto lo de la salsita ;)
      pd: ¿que yo se más que tu? tas loca

      Eliminar
  5. ¡Qué pintaza, Paula!!
    En plan barbacoa en primavera, puede molar bastante... ;-)
    Un besitooo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, Aurélie, precisamente las tengo guardadas con la etiqueta bbq, mi madre no nos deja meter mucha baza en las barbacoas, pero me parecerían estupendas para eso, justamente lo pensé al verlo.

      De todos modos, ya el día que una de las dos se mude a su mansión con jardín e inmensa barbacoa las preparamos juntas, ¿verdad?

      Un beso!!

      Eliminar
  6. No es por hacerte la pelota, pero esta es una receta que aquí viene como anillo al dedo: ¡la cerveza sale por los grifos! No los de cerveza, que también, sino por los otros. Uno da una patada y te sale una fábrica de cerveza (pivovar que dicen ellos).
    A pesar de eso, no he encontrado muchas recetas con cerveza. Y las he buscado, que conste. No he mirado muy a fondo aún el libro de Roman Vanek "Tesoros de la cocina checa" pero me da que tampoco hay gran cosa. Y como sigo sin suegra, me tengo que buscar la vida; no le puedo preguntar si en lugar de vino blanco para los guisotes usan cerveza. Necesito una suegra ¡ya!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Házmela, házmela, autoestopista, ¡sabes que me gusta!

      Luego voy por ahí diciendo: "Tengo un fanssss checo que se vuelve loco con mi menaje, mis recetas, me manda flores, ¡¡y hasta una botella de Becheroka dedicada me ha enviado!!".

      Bueno, pues mira, en Praga sí que comí yo codillo con cerveza. Y me traje (cómo no) un preparado para hacer codillo a la cerveza que todavía no hemos usado (secuestrado, en casa de mi madre), la cerveza checa ya la compraremos aquí, que no hay necesidad de forzar la máquina.

      PD: No te eches suegra, confía en mí, que soy más simpática, inteligente, alta y guapa, y no tengo afán de amargarte la vida, tú usa toooooooooooooooda la cerveza que quieras en los guisos. ¡Ya!
      PPD: Bueno, tú échate suegra, ¡¡pero aún así consúltame a mí!! Necesito pruebas de lo del fans.

      Eliminar
    2. Yo te hago toda la pelota que haga falta. Yo soy muy bueno para levantar egos chuchurríos :-) En el fondo tienes razón, ¿una suegra checa acoso se pondría faldas para enseñar el muslamen? Pues no sé, a lo mejor sí, ellas son un poco "diferentes".

      Eliminar
  7. PINTACA. Y lo dice alguien a quien no le gustan nada las alitas, me dan repelús xD.
    Pero a mi novio le encantan, claro, y hace tiempo que no le preparo una buena hornada. Me guardo tus recetas siempre pensando en él, si es que disfrutaría mucho como tu Taster comiendo en tu casa :).

    Un abrazo

    PD. Sí, la cerveza mejor para cocinar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, ¿y eso? ¿Es por la piel? ¿Es porque a veces tienen pelitos? Me hace gracia porque mi novio tampoco es muy... Mi padre se come hasta las puntitas esas que nadie quiere, jajajaj

      No me extraña, mi madre dice que le gusta, pero seguro que aprendió a comerlas a base de: "No se tira nada, cómetelo". Eso que hacen las madres para que te comas cosas que ellas no comen.

      Tengo un plan mejor, que nuestros respectivos se hagan su menú, a ver que sale... ¡¡¡y nosotras nos preparamos algo lleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeno de berenjenas para comer!!! Jajajaja

      PD: Febrero se pasó, pero te debo mail y plan para marzo, ¿va?
      PPD: Indudablemente!!!! (sobre la primera PD tuya, no sobre la primera PD mía :P)

      Pues ya sabes, esta para un picoteo, y además puedes hacer la mezcla de especias que quieras... ¡y una salsita para mojar, que nos faltó!

      Eliminar
  8. Jajaja, tu siempre emborrachando la carne, los postres... ;P Tu taster estará contento no?! :)
    Na pero enserio, que buena pinta tienen!!! Tengo aqui a Teo al lado y no dice nada pero me parece que le esta entrando el hambre jajaja
    Unas alitas de pollo siempre prestan un montón y mas asi preparadas como las hiciste tu! Me apunto la receta (madre... ya son tantas que no sé cuando hacerlas!!!) porque a taster aqui en casa le haría mucha ilu comerlas preparadas asi!
    Un besin!

    ResponderEliminar

¡¡Hola!! ¡¡Gracias por tu visita!!
Si tienes alguna crítica, observación o consulta, me encantaría que me lo comentases ;)
También acepto halagos y peloteos (trata de que no sea muy descarado, ¡¡así parecerá hasta de verdad!!).

¡Gracias!