lunes, 17 de febrero de 2014

Tostada francesa con Nutella, plátano y avellanas

Tras esa tranquilidad aparente, esa tostada esconde un perverso secreto...
Cuando me preparé (para mí sola y con mis sabores favoritos) aquel apoteósico desayuno de cumpleaños, prometí al taster hacerle una igual de plátano y dulce de leche o chocolate.

Como veis, tiempo ha volado desde entonces, y casi llega antes otro desayuno cumpleañero que su pain retrouvé.
[Porque sí, sigo sin lograr hacer pain perdu, esta vez, incluso, compramos el brioche el viernes expresamente para preparar esto el sábado...]

Peeeero, tarde o temprano, siempre cumplo mis promesas.
...perversa y pecaminosamente buenérrimo!! 
Es decir, no es como aquello que hacen los muchos hombres.
Ya sabéis, eso de asegurarte que van a dar un retoque a una parte mínima de pintura, y que cinco años después te mudes de casa sin que nunca lo hiciese, da igual las veces que se lo recordases. Aunque nunca te dejase deshacerte del bote de pintura y anduviera siempre rondando por casa...

Ni como lo de cuando te mudas a la nueva casa y lleva el taladro para poner el reloj de cuco, y el reloj de cuco sigue en la caja y el taladro... también.

Ni siquiera hablo de que, hace 7-8 años tu novio, que por aquel entonces se tenía aún que ganar a tu madre (a la que, en cuanto hubiera confianza iba a perder igual), le prometa hacer una mandíbula de alginato para cierta obra de arte que está haciendo.

No, no es nada de eso, puede que pase por una mudanza, puede que la cocina no sea la misma, es posible quizás hasta que hayas cambiado de marca de brioche, pero (hablo de mí, ¡recordad!), lo haces, cumples con tu palabra, sabes lo que es el honor de una amenaza promesa.

Y es que, supongo que os habíais dado cuenta ya, pero soy una mujer de palabras.
Y además, otra cosa que he aprendido de mi madre es tener una libretita mental llena de reproches que ir sacando cual puñales a la mínima.
Sí, voy a poner todas las fotos, me da igual si son todas iguales, no me canso de mirarlo. 
Por eso (no por lo de la libretita, sino por lo de cumplir mis promesas, se entiende), aunque en casa no hay cortadores de corazón, ni cuencos con forma de corazón, ni nos sienta bien el rojo, el día después de San Valentín le preparé este pedazo de desayuno al taster, a pesar de que no se lo mereciera*.

* ¿Cómo puedes reñir a alguien por decir cuqui, coco, gritar-cantar o cantar-gritar y bailotear mientras está haciendo TU supermegadesayuno? ¿¿No se puede bailotear en la cocina??
Me lo tendría que haber zampado yo sola, por waterparty.

Ya os lo conté aquí, pero imaginaos la de posibilidades que os da esta receta, y sabéis que no tiene por qué ser San Valentín, también puede ser 15 ó 29 de febrero.

Pain perdu* con avellanas, plátano y Nutella
Ingredientes:
Con esta cantidad de mezcla de empape nos da para 3-4 tostadas, solo habría que subir la cantidad de los ingredientes del relleno.
- 1 rebanada bien gruesa de brioche
Para el relleno...
- 1-2 cucharadas grandotas de Nutella
- 1/2 plátano en rodajas finas (así entrarán mejor en el bolsillito del pan)
- 4-5 avellanas (enteras o troceadas)
Para el empapado...
- 1 huevo L
- 15 gramos (1 cucharada) de mantequilla derretida
- 2 cucharadas de azúcar
- 150 ml de leche
- 30 gramos de harina
Para servir...
- Rodajitas de plátano
- Avellanas tostadas
- Sirope de arce

Preparación:
Lo primero, si como en mi caso, el pan no está seco ni es 'viejo', lo dejamos toda una noche en una bandeja o rejilla, para que se seque bien. No sé en una ciudad húmeda, pero en un Madrid al día siguiente eso está más seco que seco :P
1) Abrimos un bolsillito con un cuchillo en la rebanada de brioche. Simplemente, con un cuchillo, cortamos, sin separar los bordes, solo desde un lado.
2) Con una cuchara metemos dentro del bolsillito la Nutella y extendemos bien, con cuidado de no romper el pan, y tratando de llegar a todos lados.
Luego metemos las rodajitas de plátano y las avellanas.
3) Batimos en un plato hondo el huevo, mantequilla derretida, azúcar y leche con unas varillas.
Añadimos la harina y seguimos mezclando hasta que no haya grumos.
4) Sumergimos la tostada 30 segundos por cada lado. Supongo que si usáis pan duro de verdad, podéis dejarlo hasta un minuto.
Mientras, calentamos una sartén, y cuando haya cogido calor, añadimos 10-15 gramos (2-3 cucharaditas) de mantequilla.
5) Cuando la mantequilla esté derretida y caliente, que humee y burbujee ligeramente (¡solo ligeramente!), cocinamos la tostada, a fuego medio o medio-alto (vigilando) durante 4-5 minutos por cada lado.
Podemos dar un acabado más cuqui si también doramos por los bordes, que con medio minutillo o menos va a ser suficiente (y es muy divertido ver si el pan que hemos puesto de pie aguanta erguido).
Si hace falta, añadimos más mantequilla al dar la vuelta.
Si se nos tuesta demasiado, bajamos el fuego.
Servir con más plátano, avellanas y sirope de arce :)
Con una bola de helado se llama merienda, y tampoco suena mal.

* Nota para mis picajosos colejas: Sí, he cambiado de título a mitad de receta, ¿¿problema??

Hace justo un añito:
¿Y hace dos? ¡Qué pesada! Pastel de carne con cerveza negra :P

18 comentarios:

  1. Pues a mí no me importa que le cambies el nombre a la receta las veces que quieras, y en lugar del bloj que quieras. Ya me hago yo un esquemita, con sus flechas de colores, y sus signos de igual "=" para aclarar conceptos.
    Lo que yo me pregunto es si este hiperenergético desayuno no se deberá a una víspera demasiado agitada? Del plato no voy a decir nada: me ha dejado sin palabras. ¿Es un perro mariscaliano? ¿Un gato enfadado? ¿Una mano que quiere agrarrar el pan perdu? Necesito una aclaración, yo no puedo vivir con esta incertidumbre :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un gato!!!!
      Un gato!!!!!!!!!!!
      Y no está enfadado!!!!

      La tostada le tapa la cabeza... ¡y la cola quiere atrapar el pan!

      Ya sabes que tengo una variopinta colección de menaje (y eso que con la mudanza, aunque no lo creas, me deshice de un montón de cosas).

      Qué pena!
      PD: Para más inri, un gato de A loja do gato preto, que como que se te llena más la boca al decirlo así.

      Eliminar
    2. Lo sé, es lo que más me gusta de este tu bloj: el menaje variado. Y si encima con glamur, de marca con nombre portugués, tierra que como ninguna hace los azulejos, pues más que mejón.

      Eliminar
  2. Excelente aspecto e com nutella dificil de resistir.
    BJ

    ResponderEliminar
  3. Madre mía!! Es una bomba pero me encanta! Tiene que estar riquísimo!!

    ResponderEliminar
  4. Cómo te estás regaloneando, eh?. Una estupenda forma de empezar la semana.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Kako, un cachito nada más que probé.

      Vamos, el chupar la cuchara después de untar la Nutella, y el pedacito que me dio a probar el taster :P Pero bueno, suficiente para ver lo buenérrima que estaba, jajaja

      Un beso!!!

      Eliminar
  5. jaajajajajajajajaajjajaajjaajajaj me parto con tus entradas, princesa! cómo es eso que cambiaste el nombre en medio del post? acaso no sabes dónde se puede
    vamos a ver, dónde está el ron en la receta?? me pillaste, eh!! pues ahora quiero mis plátanos flambeados con ron antes de rellenar las french toasts, o pain perdu, o pain retrouve, o como lo quieras llamar. pero una cosa, nadie te dijo que yo estoy INTENTANDO a toda máquina de hacer dieta??
    bueno, venga, que me llevo un trocito (ah, que ya no queda)
    delicioso, Paulita!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Rosi, es que el otro día mis caracolas se convirtieron en macarrones, y aquí sacaron todos canción protesta. Bueno, vale, todos son dos, pero dos importantes, los muy mirones.
      Por eso la tontería :P

      Estas van sin ron (estaba en el trastero), pero por supuesto, cuando te las ofrecí a ti, sabía que necesitaba el toque de ron :P

      Al taster no le cociné un poco el plátano y avellanas para caramelizar, como había pensado, porque luego se queja de que el plátano se queda blanco y blablabla.

      Pero bueno, si estás intentando hacer dieta, pues nada, dejamos lo del ron, la Nutella, y todo, y te mando una manzanita!

      Un beso, Rosi!!

      Eliminar
  6. Claro que sí, somos cumplidoras de promesas, aunque no firmamos ninguna cláusula de tiempo, pero cumplimos nuestras deudas! :D
    Pedazo french toast, sí señor, y con mucho amor! Se nota donde está el cariño :).

    Un abrazo!

    PD. Muy mal por no tener cortadores corazón, y no lo digo por San Valentín sino por Navidad, es una forma imprescindible para la enorme gama de galletas alemanas/suizas/austriacas/suecas/etc navideñas! ;PPP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Liliana, dicen que más vale tardísimo que jamás :P

      Claro que se nota, en la que hace la tostada y no en el que no pinta nunca, jajajaja

      Un beso!!
      PD: Vale, pero prefiero tener primero el de estrella, y sí, ¡¡no tengo una simple estrella!!
      PPD: Ya después si eso paso al de corazón, que no te creas que me llama mucho :P

      Eliminar
  7. Jajaja... cómo me he reído guapa. Bueno, qué te puedo decir, ¡qué me han encantado tus tostadas, qué pinyaza tienen, menudo desayuno!. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no, Iratxe, no te rías, ¡que no tiene gracia! :P

      Me alegra que te haya gustado la propuesta de super desayuno, jajaja

      Un beso!!!

      Eliminar
  8. yo no soy de dulces, esta no me la apunto para mi, pero creo que mi chica y mi pequeña me la pedirán ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, que tú no seas no quiere decir que las tuyas no se lo merezcan ;P

      Si les encantan esos sabores, les va a chiflar este desayuno :D

      Un beso!!
      PD: Y a la peque (bueno, a la no tan peque también) se lo puedes poner con alguna chorradita por encima, tipo sprinkles de colores, que queda más divertido.
      PPD: Que lo digo porque yo esta me la hice de mascarpone y frambuesas, y me puse por encima corazoncitos de colores, jajaja

      Eliminar
  9. ohhhhh que monito regalo de San Valentín!! si es que en el fondo eres una sentimentalosilla Paulilla jajaja!! la combinación de ingredientes promete! y aunque hayas cambiado de nombre a la pobre, a mí me sigue gustando igual, igual no, mássss!!!
    oye y tú que vas provocando de salsa holandesa eh! a mí no me piques de esa manera porque te invito de nuevo y me quedo tan ancho eh jajaja ahora te voy a picar yo...
    Cuando pruebes la mía, porque no la has probado, no no... pues cuando la pruebes ya podrás decir eso de la holandesa más rica del mundo mundial, y la más fácil tb... :) pero antes nonaino!!! que te estás metiendo con un salsero profesional pero buenooo

    Me voy a abrir unas latas que ya son horitas de cenar jis jis

    Besiños salseros Paulilla!!! no cambies plis!!

    Muackssss!

    Tito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, de provocación nada, vas a tener que venir a pedirme la receta secreta.

      Y probaré la tuya para decirte... ¡¡que la mía es más mejor!! :P

      Dale a esas latas, que si no no te entra más holandesa de bote, Tito!!

      Un beso!!!
      PD: Al final vamos a tener pique por la holandesa, verás tú, y apelando a ella como la holandesa suena además de lo más calenturiento todo.

      Eliminar

¡¡Hola!! ¡¡Gracias por tu visita!!
Si tienes alguna crítica, observación o consulta, me encantaría que me lo comentases ;)
También acepto halagos y peloteos (trata de que no sea muy descarado, ¡¡así parecerá hasta de verdad!!).

¡Gracias!